HUEVOS DE GALLINA ENJAULADA

Francia prohibirá la venta de huevos de gallinas criadas en jaulas a partir de 2022

Su producción en masa no se detendrá, pues se seguirán utilizando para los productos transformados

 

El 60 % de la producción mundial de huevos procede de la cría de gallinas en jaulas en batería. En Francia, el 70 % de los huevos comercializados tienen el mismo origen. Que las organizaciones de defensa de los animales consideran «jaulas de tortura».

Francia es el primer productor de huevos de Europa, cuyo comercio aporta 14.000 millones de euros al año. Sin embargo, según los sondeos, el 90 % de los franceses se dicen «favorables» a la prohibición de las jaulas en batería. Destinadas a la producción industrial y masiva de huevos.

A partir del 2022 Francia se dice dispuesta a un «cambio radical» en esta filial de su industria agropecuaria. Los huevos destinados al consumo deberán proceder de gallinas que vivan al aire libre. Las jaulas en batería podrán seguir funcionando, pero sus huevos estarán destinados a la industria de los productos «transformados».

Por ahora, el 68 % de los huevos vendidos en las grandes cadenas de  supermercados provienen de granjas  con jaulas en batería. Ante la promesa gubernamental, la gran mayoría las empresas de la gran distribución han prometido que dichos huevos desaparecerán de sus ofertas comerciales. Antes incluso de la fecha prevista. Por ahora, solo un 6 % de los huevos vendidos  provienen de gallinas que viven en granjas al aire libre. Otro 7 % proviene de granjas que trabajan con productos que dicen respetar el medio ambiente con tratamientos biológicos “naturales”.

A juicio de diversas organizaciones medio ambientales, los huevos de gallinas enjauladas son doblemente nocivos. «Producidos en espacios cerrados y sin luz natural, son peligrosos para la salud de las gallinas, con riesgos potenciales para la salud humana, como consecuencia».

En su día, el candidato Emmanuel Macron a la presidencia de la República estimó que se trataba de denuncias «realistas y consecuentes». Anunciando que, de ser elegido presidente, Francia prohibiría la venta de huevos de gallinas criadas en jaulas en batería. Siete meses más tarde, su ministro de agricultura, confirma el carácter «realista y deseable» de tal promesa. Pidiendo a los distintos sectores afectados que «aceleren» y «tomen las medidas imprescindibles».

Fuente ABC 19/02/18

 

SIGUE LEYENDO… OLORES EN GRANJAS

 

4 comments

Deja un comentario