PRONUTRIENTES EN NUTRICIÓN ANIMAL

Hoy nos toca un artículo sobre el significado de los pronutrientes en nutrición animal para aumentar los índices de producción animal.

Pronutrientes en nutrición animal, ¿por qué?

En el siglo XX se produjeron avances muy importantes en los índices de productividad de la industria de producción animal. Mediante mejoras genéticas, nutricionales y de manejo, lo que llevó a popularizar el consumo de carne de origen industrial.

 

En respuesta a estas crisis, la Unión Europea diseñó un sistema de seguridad y transparencia. Que engloba toda la cadena alimentaria europea y estableció una amplia legislación. Que destaca la responsabilidad de los productores y los proveedores. En este marco, en 2006 se prohibió el uso de los antibióticos promotores del crecimiento.Todo esto ha llevado a diseñar estrategias de producción seguras y saludables para el animal. Y para el consumidor final, combinando prácticas de nutrición y manejo. Dentro de estas nuevas estrategias de nutrición, la inclusión en el alimento de extractos de plantas ricos en pronutrientes es una de las tendencias más al alza por sus buenos resultados y su seguridad.

Microingredientes

Según Gordon Rosen, creador del concepto en los años 50, un pronutriente es un microingrediente. Este añadido al alimento en cantidades relativamente pequeñas es capaz de mejorar el funcionamiento fisiológico. Aumentar el valor nutricional intrínseco y evitar la presencia de patógenos. Son moléculas complejas de origen vegetal que regulan y estimulan el metabolismo sin tener acción farmacológica. Además pueden tener actividad sobre uno o más órganos, aparatos o sistemas del animal.

Por ello utilizar extractos de plantas de contenido en pronutrientes estandarizado, profundizar en sus mecanismos de acción y evaluar científicamente los resultados zootécnicos que produce su inclusión constituyen el camino para lograr un alimento seguro, saludable, que satisface las necesidades del consumidor y con el que se obtienen los resultados productivos esperados.

En resumen, el aumento de la población mundial, la mejora de la renta per capita en muchos países. Y la progresiva migración hacia las ciudades hacen prever un periodo de crecimiento de la avicultura y de la ganadería para los próximos años. El consumo de carne en los mercados desarrollados está enfocado en menor medida hacia el precio. Y más hacia la calidad, la seguridad y las preferencias del consumidor. Aunque esta tendencia todavía no ha llegado a muchos países emergentes, que no cuentan con legislaciones restrictivas.

La globalización en la producción de carne y la progresiva concienciación de los consumidores empujaran al mercado mundial en este sentido y en unos años la utilización de pronutrientes en alimentación animal estará generalizada.

Fuente Veterinaria Digital.com 7/7/17

4 comments

  1. Las mejoras genéticas no siempre son para mejorar, de ahí las semillas transgénicas y demás …. Cuánta menos medicación mejor sobre todo para la carne que consumimos y para los vegetales también

Deja un comentario