DECRETO DE PURINES

Decreto de purines: En 2019 las comunidades autónomas podrán mantener las excepciones

El Boletín Oficial del Estado publica este viernes un Real Decreto del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Por él, entre otros cambios en las ayudas de la PAC para el próximo año, se confirma que las Comunidades Autónomas podrán mantener en 2019 sus excepciones al decreto de purines del Gobierno Central. Que en principio prohíbe esparcir estos fertilizantes ganaderos mediante los sistema de plato, abanico o cañones. Por tanto, no será obligatorio en la mayoría de los casos enterrar los purines y comprar la maquinaria para ello.

En concreto, se establece que dentro las normas de la condicionalidad que deben cumplir los beneficiarios que reciban pagos directos o determinadas primas anuales de desarrollo rural . “La aplicación de purín en las superficies agrícolas no podrá realizarse mediante sistemas de plato o abanico ni cañones, pudiendo las comunidades autónomas establecer excepciones”.

Parcelas

Además, se añade que “en el caso de parcelas en las que la pendiente media sea superior al 20%, con carácter general no se podrá realizar dicha aplicación. No obstante, aquellas comunidades autónomas que tengan zonas con orografías complicadas. Y donde se dé dicha circunstancia en una mayoría de sus parcelas, podrán agrupar dichas parcelas siguiendo criterios objetivos. Y establecer excepciones mediante resoluciones o reglamentos no necesariamente individualizados».

La mayoría de las Comunidadades Autónomas ya establecieron este año excepciones al decreto del Ministerio que busca reducir el exceso de emisiones de amoníaco de España. Un gas de efecto invernadero que en un 96% procede del sector ganadero. Principalmente del sector porcino (26%) y de la industria de fertilizantes (22%). Siendo el vacuno de leche responsable de sólo el 8% de las emisiones de amoníaco en España. Aunque está resultando el más perjudicado por la normativa del Gobierno central.

En el caso de Galicia la Consellería de Medio Rural estableció como excepción que los purines no se podrán esparcir mediante sistemas de cañón. Pero si mediante abanico, el sistema más utilizado en la comunidad.

Otros cambios en las ayudas de la PAC para 2019

El Real Decreto publicado hoy establece los siguientes cambios en la convocatoria de ayudas de la PAC para 2019:

En relación con los pastos, se establecen nuevos ajustes en lo que se refiere a la determinación de cuándo hay actividad agraria en el caso de labores de mantenimiento en dichas superficies, de cara a evitar posibles situaciones de abandono. Asimismo, y dado que ya es obligatoria la declaración gráfica de superficies, en el caso de las superficies comunales se ha procedido a clarificar quién debe proporcionar la información sobre las superficies de uso común.

También se introducen mejoras técnicas para dotar de una mayor flexibilidad y simplificación en algunos regímenes de ayudas asociadas. Tales como las condiciones de mantenimiento de la titularidad de la explotación, en las ayudas asociadas ganaderas, o las condiciones de elegibilidad para favorecer la incorporación de nuevos titulares a la actividad, en particular de jóvenes ganaderos.  Igualmente se flexibilizan determinados requisitos del régimen de ayuda a los cultivos proteicos, así como del pago específico al cultivo del algodón.

Pago verde y estadísticas y consultas catastro

En el ámbito del pago verde, se incluye una nueva especie, la Crotalaria juncea L. Que puede ser declarada como cultivo fijador de nitrógeno, a fin de cumplir con el porcentaje de superficie destinado a las superficies de interés ecológico.

Por otro lado, para poder cumplir con las obligaciones que corresponden a España en el ámbito de las estadísticas integradas sobre explotaciones agrícolas. Y facilitar la recopilación de la información, se introduce la posibilidad de utilizar los datos contenidos en la solicitud única a efectos estadísticos y de remisión de cierta información a través de ella.

También se ofrece la posibilidad de consulta para los titulares catastrales, a través de la Sede Electrónica del Catastro. Sobre la información relativa a la presentación de solicitudes de ayudas directas sobre sus parcelas y los cultivos declarados.

Otros aspectos

Otros aspectos incluidos en el nuevo Real Decreto son.: La introducción de una lista no exhaustiva de situaciones de creación de condiciones artificiales. Con objeto de facilitar su detección a las autoridades competentes. A la vez que informar a los solicitantes de las ayudas sobre las operaciones consideradas de riesgo. A la luz del aprendizaje adquirido durante los últimos años de aplicación de la norma.

Por otra parte se modifica la solicitud de información relativa al cultivo de maíz modificado genéticamente. De forma que no se proporcione sólo a efectos estadísticos. Sino con la finalidad de contribuir a las actividades de vigilancia y control. Además, se tendrá en cuenta en la declaración si se cultiva maíz en esa parcela en “segundas cosechas”. De forma que éstas puedan incluirse en el plan de control oficial.

El periodo para solicitar las ayudas directas de la PAC se iniciará el próximo 1 de febrero de 2019. Y permanecerá abierto hasta el 30 de abril. Estando previsto abonar más de 4.950 millones de € en base a dichas solicitudes.

 

Fuente Campo Galego 9/11/18

TRATAMIENTO DE PURINES

Tratar adecuadamente el purín es posible pero costoso. Las empresas no quieren gastar.

“El año pasado la producción porcina fue de 6.000 millones de euros. Eso le convierte en un sector bastante intocable”

Fernando Suárez Mejido abrió ayer las jornadas sobre macrogranjas organizadas por Ecologistas en Acción Zamora. Ingeniero agrónomo por la Universidad Politécnica de Madrid, Suárez Mejido es consultor autónomo en Energías Renovables y Medio Ambiente. Y especialista en el desarrollo de tecnologías y negocios en tratamiento de aguas, residuos agrícolas, ganaderos y agroalimentarios, biogás, energía de la biomasa, biocombustibles y residuos oleosos y peligrosos. En la entrevista explica los riesgos medioambientales de las grandes explotaciones intensivas de cerdos. Que tendría solución si, como en otros países de Europa, las empresas invirtieran en la gestión sostenible de los purines.

-¿Por qué hay razones para la inquietud ante la proliferación de proyectos de grandes granjas porcinas?

-Ahora mismo en España la densidad de porcino es importante. Empezó por Cataluña, luego se extendió a Aragón y es un sector controlado por los integradores. Esto quiere decir que el ganadero normalmente no es el dueño del cerdo sino que más del 80% de la producción está en régimen de integración. Grandes empresas que contratan a ganaderos que ponen su granja, su trabajo y la energía, y el integrador les da el cerdo, la alimentación y las medicinas. En todo ese proceso hay una parte, que son los purines, y nadie quiere tenerlos en cuenta.

-¿Por qué es tan importante su correcta gestión?

-Ocurre que la generación de purines, que en principio es un abono orgánico bueno y sustituye a los abonos minerales (incluso en las directivas que están a punto de salir sobre fertilizantes van a primar los orgánicos). Pues se convierte en un contaminante cuando se concentra o hay explotaciones intensivas grandes. En Cataluña hay problemas de contaminación por nitratos debido a que tiene un porcentaje muy elevado en el suelo y esa sobreaplicación genera una contaminación de aguas subterráneas.

-Sorprende que no se controlen esos purines cuando tienen tan negativos efectos sanitarios y en el medio ambiente.

-Eso no hay quien lo controle, el ganadero lo escribe en un libro pero lo aplica donde puede y como puede. Y otra cuestión no menos importante ahora es el efecto invernadero. Estamos ya sufriendo los problemas del cambio climático y los purines en el campo se aplican una vez pero se producen todo el año, hay que almacenarlos y es cuando se está generando metano. La materia orgánica se transforma en metano, que va a la atmósfera. Las emisiones de gases de efecto invernadero se miden en términos de equivalente de CO2, es decir, una tonelada de metano son 22 ó 23 toneladas de CO2. Claro, una plaza de cerdo produce dos toneladas de purín al año, que a su vez está produciendo metano. Al final acabas llegando a tener emisiones de unos 150 kilos por tonelada de purín que no se trata adecuadamente.

-¿Qué solución se da entonces a esas emisiones de gas metano?

-Lo único que se puede hacer es biodigestión, o sea forzar la extracción de ese metano y utilizarlo luego como combustible. ¿Qué ocurre?, que eso es caro. Tratar los purines adecuadamente es costoso. Si entras en la página de los grandes productores nadie habla de purines, frente a la opinión pública como que no existen. Ese es el problema. Los grandes productores ganan mucho dinero.

En España el año pasado la producción porcina fue de más de 6.000 millones de euros, un porcentaje de riqueza importante para España. Sobre todo con los volúmenes de exportación que hay. Eso le convierte en un sector bastante intocable económicamente desde la Administración, con lo cual donde ya han empezado a estar saturados como en Cataluña y últimamente en Aragón. Pues están yendo a sitios donde les reciban con los brazos abiertos. ¿Dónde? En zonas más deprimidas, que precisamente es donde causan más problemas porque consumen agua y contaminan.

-¿La provincia de Zamora entonces es un territorio atractivo para estas empresas de producción intensiva?

-Claro, o zonas como la serranía de Cuenca donde de alguna manera piensan que no va a haber oposición agrícola. Que está bastante deprimido y que los pueblos los van a recibir sin problemas. Se trata de hacer dinero, aunque yo creo que hay una burbuja que reventará y la Comunidad Europea en algún momento tendrá que decir algo. España es ahora mismo el país de Europa con más censo de cerdos, aunque produce más Alemania.

-¿Cómo gestiona Alemania esa macroproducción intensiva del sector porcino?

-Tiene la agricultura y la ganadería integradas, hay granjas más pequeñas con su explotación agraria alrededor, y además fomentan la biodigestión con sus plantas. Lo que ocurre es que eso es más caro porque cuesta dinero. Es el modelo sostenible. Por ejemplo Dinamarca, que tiene unos problemas de concentración tremendos, cuenta con unos sistemas de tratamiento carísimos. Y no hemos hablado de la tercera pata. A la que ahora el Ministerio le está dando bastante importancia, que son las emisiones de amoniaco, que amenazan a España. En cambio Dinamarca acidifica los purines, hace biodigestión. Todo eso vale dinero y el gran productor puede pensar que no es rentable. Es mucho más rentable tirar el purín al campo sin control.

-Pero existe un control público, una normativa que, según la Junta de Castilla y León, es muy estricta y rigurosa en materia medioambiental, ¿acaso no nos podemos fiar?

-Yo lo siento por la Junta de Castilla y León pero les puedo enseñar un proyecto porcino en Soria donde hay un daño clarísimo en la necesidad de superficie agrícola. La Junta está siendo tremendamente laxa, es mi opinión.

-¿Hasta qué punto el modelo intensivo puede acabar con las pequeñas explotaciones?

-Las pequeñas explotaciones desgraciadamente si se pasan a sistemas de integración y les pagan poco y lo pasan mal, pues bastante tienen. Yo creo que no hay que ir contra los ganaderos sino contra los integradores que sí que pueden resolver el problema. Simplemente se trataría de aplicar una tasa de 5 céntimos como en los neumáticos o en los aceites usados, o las farmacias. Es cumplir ese principio de que quien contamina paga.

Si a la carne de cerdo le pones una tasa de cinco céntimos, tienes suficiente para realizar el tratamiento adecuado. Y podrías permitirte el lujo, en algunos sitios donde haya superficie, de instalar granjas mayores si lo hicieras adecuadamente y de forma sostenible. Pero es que nadie quiere hablar de gastarse un duro en eso porque hay una burbuja y un ansia de ganar dinero tremenda. De hecho las inversiones dan pena incluso como instalación, intenta hacerlo lo más barato posible porque no saben si durará cuatro, cinco o seis años.

-Hay instalaciones de hace años, sobre todo en Cataluña o Aragón; es decir, la burbuja se está prolongando bastante.

-Ahora ya empieza a haber movimientos. En Cataluña hace dos años que no crece, Aragón incluso la ha superado ligeramente y entre las dos comunidades reúnen la mitad de los 30 millones de plazas de porcino que hay en España. Entonces están buscando otros sitios y no se trata de frenar ese desarrollo, lo que pasa es que hay que hacerlo de forma sostenible. No ir a lo más barato y del purín no querer saber nada.

-¿Qué solución se puede dar entonces a una correcta gestión de los purines?

-Desde el Congreso de los Diputados se estado peleando con este tema y yo creo que hay dos niveles de solución, uno medioambiental a largo plazo, porque necesitamos una agricultura más sostenible y hay que buscar explotaciones de menor dimensión. Pero hay que jugar con la realidad, con granjas que no tienen una solución adecuada y están contaminando, y otras que se quieren instalar con el mismo modelo. Es decir ese modelo de intensivo existe, yo no hablo de cerrar estas instalaciones porque tiene un peso potente en la economía española, pero la solución pasa por gastarse dinero para hacer una gestión sostenible. Y si dicen que eso les hace menos competitivos en el mercado exterior también pagan los daneses o los alemanes.

-¿Y en este panorama qué defensa le queda al vecino del medio rural, preocupado por estos magnos proyectos si la administración, como dice usted, no ofrece garantías de respeto al medio ambiente?

-A la administración se la puede denunciar si se considera que es ilegal lo que hace. Y es normal que surjan movimientos populares de oposición, además se pueden presentar alegaciones y la administración local también se puede oponer. En Castilla La Mancha casi todos los partidos están muy preocupados con las explotaciones intensivas en Cuenca, incluido el PP. Empieza a haber una sensibilidad a nivel de partidos que es importante. Pero por encima de todo tenemos que ir hacia una agricultura y ganadería más sostenible, aunque también hay que buscar soluciones a corto plazo.

FUENTE  La opinion de Zamora19/9/18

 

EMISIÓN DE AMONÍACO

Además España ha vuelto a vulnerar los límites de emisión de amoniaco. El último balance, con datos de 2016, indica que se liberaron 465.000 toneladas. Más de un 30% por encima del umbral máximo de 353.000. Este techo no se ha respetado desde que entró en vigor en 2010. “Un continuado aumento arrastrado por el incremento de la cabaña ganadera”. Explica el Ministerio de Agricultura. Y al frente de esa burbuja del amoniaco están las macrogranjas de cerdos. Según ha crecido al censo porcino ha caído el número total de explotaciones. Pero han aumentado aquellas de mayor volumen.

El 96% de las emisiones españolas de amoniaco provienen del sector agrario. Según el  análisis de la Comisión Europea. Las dos principales fuentes son el uso de fertilizantes sintéticos y los cerdos. Concretamente sus excrementos. Sin embargo, mientras en la última revisión el amoniaco de los fertilizantes ha bajado, el de la ganadería ha subido. Según el Inventario de Emisiones del Gobierno español.

El amoniaco está en la lista de la Agencia Europea del Medio Ambiente de elementos que hay que reducir al máximo. Pasa del aire a la tierra y el agua. Acidifica los ecosistemas naturales, es decir, impide la vida. Pero, además, es uno de los precursores de las micropartículas PM 2,5, las más nocivas para la salud humana. Su minúsculo tamaño hace que penetren más en el sistema respiratorio.

Menos explotaciones, pero más grandes.

El “aumento de la cabaña ganadera” mencionada por el Gobierno queda reflejado por los datos del Ministerio de Agricultura. En España se crían cada vez más cerdos, en menos granjas que van creciendo de tamaño.

Nuestro censo porcino estaba en unos 26 millones de cerdos hasta 2014 cuando aumentó la cría a un ritmo de más de un millón extra de ejemplares por año. Ahora está en 30 millones. Sin embargo, si en 2010 había 94.000 explotaciones. En junio de 2018 se contabilizaron algo más de 86.000. El 80% se dedica a la ganadería intensiva. Mientras tanto, las granjas de mayor volumen de cerdos no han parado de crecer: en 2010 eran 1.595. Este año están operativas 2.033. Un 27% más.

La organización SEO-Birdlife lo ha llamado “burbuja del cerdo”. Y en Amigos de la Tierra analizan que esta industria “se expande con rapidez basada en la concentración, bajos costes de producción y fuerte dependencia de mercados internacionales”. España es el principal exportador de cerdos de la UE (y tercero del mundo). “Pero no está asumiendo sus graves impactos ambientales”, dicen. La Asociación Nacional de Productores de Ganado Porcino no ha respondido a eldiario.es acerca de estas cuestiones.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, por su parte, dice que “la producción de amoniaco depende, fundamentalmente, del número total de animales (independientemente del tamaño de la granja) y de la alimentación que se les administre” y añade que las explotaciones más grandes “están sujetas a un sistema de autorización más exigente”.

Sin embargo, de las 2.500 empresas cuyas emisiones de amoniaco rebasaron los límites permitidos en los últimos 10 años, el 94% eran granjas porcinas, según recopiló El Confidencial del Registro Estatal de Emisiones. La organización Ecologistas en Acción abunda en que algunas explotaciones se planifican al borde de los 2.000 cerdos para no tener la obligación de una Evaluación Ambiental.

Aunque tradicionalmente la industria porcina se concentra sobre todo en Aragón y Cataluña, otras comunidades están recibiendo una creciente ola de proyectos: en Castilla y León se presentaron más de 200 proyectos de granjas intensivas de porcino en 2016 y 2017. En Aragón 115. En Castilla-La Mancha la proliferación de proyectos en Guadalajara y Cuenca ha provocado una contestación social que ha llegado incluso al Parlamento regional.

Ana Carricondo, de SEO-Birdlife, cuenta que la preocupación viene por “el efecto acumulativo que tiene la extensión de este modelo: la ocupación de territorio en zonas ambientalmente sensibles, el consumo de agua y la gestión de los purines”. Y “la expulsión del modelo extensivo por el industrial pensado para la exportación”.

Petición a Europa desestimada.

El amoniaco y sus consecuencias negativas no son algo sobrevenido o de reciente descubrimiento. Se incluyó como uno de los cuatro elementos que los países debían controlar en el Protocolo de Gotemburgo de 1999. Que entró en vigor en 2005 y al que España está adherida. Estos techos también han sido recogidos por la legislación de la Unión Europea.

De hecho, España solicitó en 2017 a Europa un ajuste en la estimación de las emisiones ya que el anterior Ejecutivo creía que los techos estaban “infravalorados”. Europa no aceptó esa revisión, lo que podría derivar en un procedimiento de infracción contra España por incumplir la normativa ambiental.

Así las cosas, el pasado 6 de julio, se publicó el decreto de medidas para la reducción de emisiones nacionales de contaminantes atmosféricos. El Ministerio actual argumenta que este decreto “es la base para un Programa Nacional de Control de la Contaminación Atmosférica. En el que se incluye, entre otras cosas, las medidas específicas para cumplir los compromisos de reducción de emisiones de amoniaco”. Compromisos que, hasta ahora, nunca se han respetado.

El Gobierno prepara una regulación de las granjas para atajar el exceso de emisiones.

El Gobierno admite que es necesaria una nueva regulación de la producción de cerdos para hacerla compatible con el respeto al medioambiente y la seguridad animal. La evolución del sector porcino obliga a remodelar la normativa sobre las explotaciones de cerdos.

El Ministerio de Agricultura acaba de abrir las consultas para redactar un real decreto para ordenar las granjas porcinas y admite que se ha hecho obligatorio “garantizar un crecimiento ordenado” que combine el desarrollo económico y el ámbito medioambiental.”La norma debe establecer unos criterios respecto a la dimensión de las explotaciones que permitan garantizar la sostenibilidad económica de los productores.  Además de la sostenibilidad ambiental del entorno”, escribe el Ejecutivo.

El Gobierno explica que que son precisas “una serie de medidas que permitan reducir las emisiones globales de amoniaco a la atmósfera”. Y gestionar los estiércoles según “indica la realidad científica”. También se incluirán medidas para “reforzar y ampliar los requisitos existentes en materia de bioseguridad y sanidad animal”.

 

Fuente ElDiario 22/7/18

APLIDIUM F4F 20-402020 PRVT

Cada día está adquiriendo más importancia la formulación de la dieta en el ganado en general.  Hasta el punto de estar revolucionando los sistemas de formulación nutricional en el sentido de conseguir reducciones en la generación de nitrógeno endógeno digestivo. Que permitan una mejora en las propiedades de las excretas y la reducción por emisiones de efecto contaminante en determinadas zonas del planeta.

Para ello Aplidium & Solutio,  desarrolla productos con 4 objetivos claros como son:
– La sanidad animal
– Productividad
– Efectos medioambientales
– Calidad de producto
Son productos que sin alterar la naturaleza de los propios animales, mejoran sus facultades endógenas, y potencian su propia fisiología.

Para el sector vacuno en general, ha desarrollado un producto que cumple con los cuatro objetivos de su Misión: APLIDIUM F4F 20-402020 PRVT.

En la diversidad de la microflora del Rumen y del sistema digestivo global de los rumiantes, existe una doble actividad biológica en la que la biota no es sólo un eficiente degradador de nutrientes. Sino que a la vez, es capaz de sintetizar aminoácidos y formar proteína desde el Nitrógeno. Por consiguiente “auto-aportarse” nutrientes, y esta facultad depende de los microorganismos presentes fundamentalmente en el Rumen.

En este sentido, APLIDIUM F4F 20-402020 PRVT, incluye en la formulación de la familia F4F comúnmente Prebiótica. Rica en nutrientes, y a la vez, dos ingredientes con alto potencial estimulador. Los cuales, incorporados en la dieta de los rumiantes, contribuye de forma directa al mantenimiento de la flora microbiana. Actuando como sustrato y mejorando la fisiología de la misma en el abomaso y el intestino delgado, en donde el prebiótico no digerible tiene una vital importancia.

Todo el organismo de la vaca se pone a disposición del complicado mecanismo de la generación de leche. En este periodo la glándula mamaria tiene una alta prioridad para la utilización de glucosa. La glucosa se utiliza principalmente para la formación de lactosa. La cantidad de lactosa sintetizada es proporcional a la cantidad de leche producida cada día. La cantidad de AGV que intervienen en la generación de glucosas y grasas son significativos. Propionatos, acetatos, compuestos de butirato, gliceroles, todo un mecanismo complejo para la generación de leche y los azúcares y grasas que la componen. Nutrientes que provienen del riego sanguíneo, y la gran cantidad que de ésta precisa para realizar un litro de leche es, en definitiva, un estrés fisiológico que evidentemente redunda en una reducción de ese sustrato trófico.

La biota

La potenciación de la biota es fundamental para el máximo aprovechamiento biológico del complejo mecanismo rumiante, para lo cual un complejo funcional prebiótico permite la aportación del sustrato y la enérgica alternativa para la biota del hospedero.

Así pues, a las premezclas tecnológicas funcionales de la familia Aplidium® F4F, por cuya propia estructura morfológica de “polvo de roca”, actúa como estimulador de la biota del tracto digestivo. Se ha incorporado INULINA, de cuya utilización se cuenta con la experiencia como fuente energética por microorganismos. Y cuyo empleo incrementa la supervivencia intestinal de las bacterias beneficiosas y con efectos positivos en los rumiantes. (García-Curbelo et al. 2007b).

De hecho, Kaplan y Hutkins (2000) compararon la capacidad de fermentar oligofructanos entre diferentes bacterias ácido-lácticas y encontraron que la mayoría de las especies del género Lactobacillus y Bifidobacterium crecían en presencia del prebiótico.

Los azúcares simples no son abundantes en los vegetales. Sin embargo, son importantes ya que proveen de energía rápidamente asimilable a los microorganismos ruminales. De esta manera, favorecen la biosíntesis de proteína.

Prebiótico

Gibson et al.  (1995) definió el termino prebiótico como: ingredientes no digeribles de los alimentos que afectan beneficiosamente al huésped por una estimulación selectiva del crecimiento y/o actividad de una o limitado grupo de bacterias.

Esta capacidad de selección, ya fue demostrada (Anderson et al. 2001). En bifido-bacterias a través de la ingesta de sustancias como la INULINA.

El uso de prebióticos como la INULINA ha quedado demostrado que influye positivamente en parámetros fisiológicos, inmunológicos y productivos, y a la vez en una disminución del “estrés” de las vacas en lactancia.

APLIDIUM F4F 20-402020 PRVT, es una Premezcla Tecnológica, con una formulación Prebiótica para la dieta ruminal.

El principal beneficio que se obtiene de la aplicación del producto en la dieta de las vacas productoras de leche es la reducción drástica de las células somáticas.

Además  de la estimulación del sistema inmune del animal tratado ,determinando una capacidad muy superior a reducir las infecciones en general y en particular de los órganos más vulnerables en las productoras de leche.

La inflamación de la glándula mamaria, muy típica en vacas lecheras, se reduce de forma muy considerable. Mejorando la salud por reducción de los índices de mastitis, (reducción de células somáticas) y en consecuencia, la calidad de la leche.

Otro de los beneficios fruto de la aplicación del tratamiento en la dieta, es la mejora en la cantidad de repeticiones en la inseminación. Obviamente la mejora en la salud permite que la vaca tenga menos rechazos a la hora de ser inseminada.

Calidad de la leche

Otro de los beneficios muy evidente en la calidad de la leche, es por la forma en la que el animal responde al tratamiento explicado previamente, es el incremento en el porcentaje de proteína y grasa presente en la leche. Estos beneficios no se consiguen de forma estándar durante todo el año ni con todas las dietas. Con el calor es más difícil de obtener estos beneficios, aunque si permite la capacidad de estabilizar sus índices, y sin embargo en invierno es mucho más notable el rendimiento en este tipo de propiedades.

La dieta

La dieta, como mencionábamos, también es muy importante. La presencia de acidosis en la primera digestión del animal, reduce el beneficio en la obtención de un mayor índice de proteína o grasa en la leche. Estos aspectos, sobre los que Aplidium ha puesto énfasis, han hecho formular productos alternativos al presentado en este informe, que ofrecen la posibilidad de actuar como tampón al pH a la vez que consiguen el mismo efecto en el sistema inmune.

Por consiguiente podríamos destacar:
  • Mejora del Sustrato Trófico para las bacterias.
  • Biota intestinal mucho más saludable. Gracias al efecto único de nuestros ingredientes naturales.
  • Mejora en el rendimiento en el metabolismo de la proteína microbiana.
  • Estabilidad del pH evitando Acidosis.
  • Incremento de los niveles de proteína en leche.
  • Incremento de los niveles de grasa en leche.
  • Estabilización de los índices de urea en leche.
  • Muy importante reducción de los índices de células somáticas (-30-40%)
  • Reducción directa en infecciones
  • Reducción de repeticiones en inseminación para conseguir embarazos.
  • Mejora global de la salud de la vaca. Activación del sistema inmunológico.
  • Excreta más seca.
  • Menos emisiones de amoníaco (NH3) y Metano (CH4).
  • Menor estrés en los animales.
  • Incremento actividad biológica en sangre.
  • Incremento en la producción de leche según afirman algunos productores.