ANTIBIÓTICOS EN GRANJAS

GANADERÍA Y SALUD HUMANA

Descubren el uso masivo de antibióticos en granjas de pollos en la India

  • Un trabajo de periodismo alerta de casos preocupantes como el de India. Donde se hace publicidad de productos para engordar animales con colistina
 La utilización masiva de antibióticos en fármacos para humanos yanimales de granja está facilitando la aparición de microorganismoscada vez más resistentes, según han denunciado en los últimos años diversas entidades especializadas, entre las que destaca la Organización Mundial de la Salud (ver en La Vanguardia Natural ).

Además de recomendar un buen uso de los antibióticos en humanos. Evitando por ejemplo la automedicación. Los especialistas alertan del peligro de administrar estos productos en granjas de aves, cerdos y vacas. En algunos casos simplemente como tratamientos preventivos o como fórmula para acelerar el engorde.

INVESTIGACIÓN PERIODÍSTICA

Una investigación periodística llevada a cabo por la organización independiente Bureau of Investigative Journalism (BIJ) muestra ahora que el comercio y administración de antibióticos en sectores como la avicultura es mucho más grave de lo que se creía.

Los resultados de este trabajo, publicados simultáneamente en la web del BIJ y la revista médica The Lancet Infectious Diseases Journal , indican que en 2016 -año analizado con detalle- se vendieron 2.800 toneladas de colistina para uso veterinario en países como Vietnam, India, Corea del Sur, Rusia, México, Colombia y Bolivia.

El caso es especialmente grave en la India. Donde los autores de la investigación periodística han confirmado que existen empresas farmacéuticas que hacen publicidad sin ningún tipo de limitación sobre productos para el engorde de pollos.En ellos  se incluye la colistina.

La colistina es un medicamento que se considera efectivo en tratamiento en humanos contra todos los bacilos Gram-negativos. Yque actualmente se utiliza como antibiótico de último recurso en enfermos infectados con bacterias resistentes como Pseudomonas aeruginosa y Acinetobacter. Es decir, la colistina solo se utiliza cuando han fracaso tratamientos con otros antibióticos.

La utilización masiva e incorrecta de la colistina, por ejemplo en las granjas de pollos ahora denunciadas puede provocar la aparición de nuevas variedades o cepas de microorganismos que sean resistentes a este tratamiento; de forma que los humanos afectados se quedarían sin tratamientos efectivos.

La utilización masiva e incontrolada de colistina en la India, en algunos casos fabricada sin los controles necesarios, ha sido denunciada en diversas ocasiones en los últimos años.

FUENTE LAVANGUARDIA 8-2-18

la carne que comemos

LA CARNE QUE COMEMOS

Entrevista a Philip Lymbery, director ejecutivo de Compassion in World Farming (CIWF)

La carne que comemos

 

En «La carne que comemos» nos explica el verdadero coste de la ganadería industrial en cuanto a sufrimiento animal, salud humana y medioambiental sin conseguir el objetivo que originariamente perseguía: alimentar a la humanidad, y nos propone soluciones. “Mantener a los animales en malas condiciones de vida, tratarlos como cosas, repercute directamente en nuestra salud y es una catástrofe ecológica”.

Dirige la organización internacional líder en el bienestar de los animales de granja desde el 2005 y ha conseguido victorias legislativas históricas como la prohibición de las jaulas en batería para gallinas y las jaulas para terneras en la UE. Es profesor en la Universidad de Winchester.

“Los animales de granja consumen más antibióticos que nosotros”

¿Algún día nos avergonzaremos?

En conclusión sí, miraremos atrás y nos preguntaremos cómo pudimos hacerle eso a los animales y a nosotros mismos.

¿Tan grave es la ganadería intensiva?

Es insostenible. Dos tercios de los 70.000 millones de animales que se crían cada año pasan su vida encerrados, hacinados sobre sus excrementos sin acceso a pastos o forraje.

¿Qué comen?

Un tercio de los cereales producidos en el mundo, el 90% de la harina de soja y el 30% de las capturas totales de pescado. En España, el 74% del total de los cereales (incluidas las importaciones) se utiliza para alimentar a los animales.

Los animales de granjas industriales consumen más calorías de las que producen. Convertimos en carne alimentos que deberíamos comer. Si se destinaran las cosechas a los humanos, se podría alimentar a 4.000 millones de personas.

También consumen antibióticos.

La mitad de los antibióticos que se utilizan en el mundo, lo que constituye un caldo de cultivo para nuevos supermicrobios resistentes a los antibióticos. En España, el 84% de los antibióticos que se usan están destinados a la ganadería.

¿Para prevenir posibles enfermedades?

Sí, profilaxis rutinaria. La OMS advierte que, si no se reduce este uso abusivo, pronto entraremos en una época postantibióticos en la que las enfermedades que ya habíamos erradicado volverán a azotar a la humanidad.

En el 2009 se registraron 200.000 casos de intoxicación alimentaria por la Campylobacter en la UE, la segunda causa mundial de infecciones gástricas.

Y consumen inmensas cantidades de agua.

La agricultura intensiva es la causa principal del agotamiento del agua en el mundo, se bebe el 70%. Y los granjeros industriales están entre los mayores consumidores de petróleo.

Las consecuencias de anteponer los beneficios a las personas son: nuevas enfermedades, muerte de los campos y miles de millones de personas hambrientas. La mitad de suelo europeo afronta problemas de calidad.

¿Las piscifactorías son más sanas?

Ten en cuenta que se requieren entre tres y cinco toneladas de peces pequeños para producir una tonelada de peces de piscifactoría.

¿Viven mejor que las vacas y los cerdos?

Desgraciadamente viven hacinados en espacios pequeñísimos, con frecuencia padecen cataratas, que les deja ciegos, heridas en las aletas y la cola, e infecciones producidas por parásitos. Un estudio ha revelado que las concentraciones de sustancias químicas son significativamente mayores en las muestras de peces de criadero.

¿Cuáles son las consecuencias de comer carne barata para la salud humana?

Como resultado los alimentos de ganadería industrial contienen más grasas saturadas, menos cantidad de omega 3, nutrientes esenciales y proteínas.

¿Por lo que comen y les inyectan?

Por lo general a los pollos industriales se los alimenta para que engorden deprisa y produzcan carne con mucha grasa y pocas proteínas. Una porción de pollo de supermercado contiene hoy un 50% más de calorías que en 1970, y 2,7 más de grasa.

Entonces no es bueno ni para ellos ni para nosotros.

En consecuencia las granjas industriales son inherentemente crueles. Gallinas ponedoras en jaulas tan pequeñas que ni siquiera pueden mover las alas, pollos de engorde que se desploman bajo el peso de sus enormes cuerpos, cerdos y vacas encerradas en gigantescas naves sin vida social y sin acceso a pastos durante toda su vida.

¿Es una tendencia en declive?

Parece  que en el 2030 al menos el 75% del crecimiento de la producción se produzca en granjas de animales confinados.

¿Hay soluciones alternativas?

Resumidamente los herbívoros deben pastar, la tierra de labranza y el ganado deben convivir, así convertimos la vida vegetal que nosotros no podemos comer en alimento comestible. El pescado debe alimentar a las personas y no a los animales de granja. Hace falta políticas que promuevan ese cambio.

El argumento es que no hay comida para todos.

Parece que el sistema actual produce alimentos para 16.000 millones de personas. Desperdiciamos la mitad. Y darle a los animales los cereales que podríamos consumir no tiene sentido.

La ganadería industrial es uno de los principales detonantes de la extinción de especies. También contribuye a la contaminación de nitrógeno en el entorno. Los pesticidas son la causa de la desaparición de los insectos polinizadores necesarios para la supervivencia.

La OMS recomienda menos carne.

Sí,  y de mayor calidad. La carne barata es mala para el medio ambiente, para los animales y para nuestra salud. Por tanto vinculación entre la carne  y ciertos tipos de cáncer y cardiopatías está más que demostrada.

¿Qué comeremos?

Es posible que las algas cubran las necesidades proteícas de la población. Se está creando carne artificial a partir de células madre. Hay una retahíla de soluciones que harán que la ganadería industrial forme parte del museo de la crueldad.

Fuente LA VANGUARDIA 08/05/2017

SIGUE LEYENDO FUERTE OLOR A PURINES

Encuentra en nuestra web soluciones eficaces para tu granja

http://www.tracteair.com/es

http://www.tratamientoalimentoanimal.com/es/

A %d blogueros les gusta esto: