AGRICULTURA Y SOSTENIBILIDAD

El Grupo AN dice que la sostenibilidad es mantener vivos “nuestros pueblos”

Una jornada de CaixaBank abordó ayer el papel de la agricultura y la sostenibilidad

De aquí al año 2050 hay que aumentar un 70% la producción de alimentos porque habrá 2.300 millones de bocas más que alimentar en el mundo, según la ONU. Pero, al mismo tiempo, hay que mantener el paisaje agrícola y el entorno rural. La ecuación, ya compleja de por sí, se complica cuando otra variable entra en juego: el cambio climático. Ayer, cerca de 400 personas vínculadas al sector primario de la Comunidad foral abordaron la sostenibilidad medioambiental y su relación con la agricultura en unas jornadas organizadas por Agrobank (CaixaBank) bajo el título ‘ Horizonte 2020’.

El director general del Grupo AN, que factura unos 800 millones, Jesús Sarasa Murugarren, intervino en una mesa redonda. Explicó que, al ser una cooperativas de personas, la “primera sostenibilidad es la de mantener vivos nuestros pueblos”. También salió al paso de quienes apuntan a la agricultura como “sumidero” de CO2, uno de los gases causantes del calentamiento global. “La agricultura es gran consumidora de CO2. Hay que verlo como una materia prima más. Junto con el agua y la energía solar, sirve para generar alimentos”.

COMPARATIVA CON OTROS PAÍSES

El máximo responsable del Grupo, con 1.500 trabajadores y 155 cooperativas socias, también abogó por la construcción de embalses y por regular los ríos. “Aquí vamos muy atrasados. En países como Francia hay incluso canales que intercomunican unos ríos con otros”, dijo Sarasa para quien hablar del tema es complicado porque recuerda a “alguien que queremos olvidar”.

A su juicio no se puede culpar a la agricultura intensiva de causar un elevado impacto medioambiental. “Cualquier chimenea, cualquier actividad urbana, genera mucho más impacto ambiental que la agricultura”. Eso sí, añadió que es un “compromiso” del sector intentar reciclar los envases y todo material agrícola posible. Posteriormente, en el turno de preguntas, Sarasa apostó por los cultivos transgénicos como manera de generar más alimentos y abaratar costes.

UNA EXPLOTACIÓN DE TUDELA

Víctor Martínez , socio de una explotación agraria convencional en Tudela, fue otro de los ponentes. Rechazó hablar de agricultura sostenible. Le gusta más el término de “agricultura razonada”. Contó que el campo ya nota el cambio climático y señaló, como uno de sus efectos, el adelanto de las fechas de siembra. “Ya está sembrada toda la Cuenca”.

Martínez compartió datos de cómo ha evolucionado su explotación entre el año 2000 y el 2016. Dijo que en el 2000 el coste por hectárea era de 325 euros y que hoy es de 139. Que el consumo de agua ha bajado de 6.500 a menos de 5.000 m3 por hectárea y que la aplicación de fitosanitarios también se ha reducido. Lo mismo el consumo de gasóleo, que ha bajado de 97 a 37 litros por hectárea. Pero, aún así, los rendimientos de maíz y cereal han mejorado en el citado periodo entre 2.000 y 2.500 kilos por hectárea.

La Política Agraria Comunitaria (PAC) y sus exigencias medioambientales planearon en la jornada. Hoy, a Navarra llegan 100 millones al año de pagos directos de la UE a 14.000 perceptores. De esta cantidad, 28 son pagos para prácticas beneficiosas para el clima y medio ambiente.

AGRICULTURA Y SOSTENIBILIDAD

El tercero en intervenir fue el enólogo y bodeguero de Quaderna Vía, Raúl Ripa. A la pregunta de si la agricultura ecológica es la única sostenible, Ripa respondió que es “parte de la sostenibilidad”. Explicó que en sus viñas pican los sarmientos y los usan como abono, junto a estiércol de oveja compostado, y que plantan rosales para luchar contra las plagas. Aseguró que si la empresa les permite vivir con dignidad es gracias a que han salido mucho al extranjero, donde la mentalidad de los alimentos ecológicos está más arraigada. “Es cierto que cuando el diferencia del precio entre el ecológico y el convencional se reduce crecen los consumidores de productos bio”.

Fuente DIARIODENAVARRA.ES 09/10/2017 

Encuentra en nuestras webs soluciones eficaces para tu granja

 http://www.tracteair.com/es

 

http://www.tratamientoalimentoanimal.com/es/

 

ELIMINACIÓN NITROGENO

ELIMINACIÓN DE PURINES

  es una empresa especializada en reducir la cantidad de Nitrógeno en el estiércol (purines) y en eliminar o evitar la generación de emisiones odoríferas procedentes de las actividades ganaderas intensivas.

Tracteair reduce y evita la contaminación ambiental (suelo, agua y aire) mejorando además las condiciones de trabajo y salubridad del ganadero y de los animales.

Los olores en la ganadería proceden de la descomposición microbiana, en condiciones Anaerobias, de la materia orgánica contenida en el tracto digestivo de los animales y en los estiércoles.

Los principales grupos de compuestos que conforman los olores ganaderos son el amoníaco, compuestos sulfurados, las aminas, los ácidos grasos volátiles, fenoles, mercaptanos, alcoholes y carbonilos. Sin embargo, cada especie animal presenta diferencias tanto en el número como en el tipo de compuestos olorosos, confiriéndole olores característicos a cada una de ellas.

Además después de trabajar para reducir el Nitrógeno y evitar el mal olor (básicamente amoníaco y sulfuros) de las granjas han aparecido otras mejoras:

1) Incremento de la productividad: + ratio conversión – duración del ciclo

2) Mejora de las características del purín

3) Reducción N total en el purín

4) Modificación de las características de los compuestos de N

 

Reducción Nitrógeno en Purines

Reducir la cantidad de Nitrógeno en purín mediante la alimentación.

Objetivo principal: 

Reducir entre el 20 y el 30% el Nitrógeno total en el Purín porcino.

El tratamiento se proporciona aditivando al pienso (ya con óptima reducción de N) de engorde una vez finalizado el “Starter” F4F -cerdo a razón de 25 gramos / cerdo / ciclo. Idealmente repartidos durante 45 a 60 días.

Beneficios: 

  • Por lo que hay una mayor capacidad de vertido de purín / Ha.

 

  • Especialmente relevante descenso de la mortalidad.

 

  • Descenso enfermedades respiratorias.

 

  • Por lo que hay un menor consumo de medicamentos: 1 € / cerdo / ciclo (estimación).

 

  • Sobretodo defecación (purín) más solubilizable con el agua.

 

  • Más notable reducción de emisiones NH3 y CH4 a la atmósfera, reducción del MAL OLOR.

 

  • Mejor ambiente en granja (salud animal).

 

  • Finalmente facilita la limpieza de la granja.

 

PRODUCTOS

 

Ecominti

Bio-estimulador mineral

ECOMINTI es un mineral de origen natural, que por su estructura molecular,  su completa composición de minerales disponibles,  su aportación lipídica y  su capacidad de intercambio iónico, le confiere una gran capacidad de estimulación y desarrollo microbiano de los diferentes procesos biológicos, un gran bioestimulador.

 

El bioestimulador mineral ECOMINTI, es un polvo de roca en la composición se encuentran 75 elementos con una estructura básica de calcio: Carbonatos y Carbono, Sulfuros, Silicatos: inosilicatos, filosilicatos, sorosilicatos y tectosilicatos, Hidróxidos y Mezcla de Minerales Óxidos.

 

Efecto

Finalmente, la bioestimulación de la flora bacteriana de los purines, mediante la aplicación de ECOMINTI, actúa incisivamente en la aceleración del ciclo del nitrógeno, primero amonificándolo a favor de la forma iónica soluble y beneficiosa para las plantas, NH4+, y posteriormente nitrificando y nitratando.

 

Forma de uso

Aplicar en fosa cada 15 días durante el engorde.

 

Coste Producto y Cantidades

Ecominti- fosa: 0,020 Kg / cerdo (Repercusión = € 0.750 / cerdo y ciclo).

 

Aportación de valor añadido:

  • Reducciones de emisiones NH3 a la atmósfera: 90%
  • Además de Mejorar el ambiente en granja (salud animal).
  • Reducción de olores.
  • Mayor  solubilización de la MO.

 

Presentación

Ecominti- fosa se comercializa en ENVASES de 1 Kg y de 30 Kg.

SIGUE LEYENDO… OLORES EN GRANJAS

 

Encuentra en nuestras webs soluciones eficaces para tu granja

 http://www.tracteair.com/es

 

http://www.tratamientoalimentoanimal.com/es/

 

OLORES EN GRANJA

OLORES EN GRANJAS

Generación de olores en la cría de cerdos

Los principales  responsables de la suspensión de los malos olores en granja emitidos desde la actividad porcina, son:

-El p-cresol

-Escatol

-4-etilfenol

-Acido acético.

La respuesta al olor en los seres humanos varía en relación a su concentración en el aire.

Abreviación de tesis de Jairo Orlando Hómez Sánchez,  Universidad Nacional de Colombia.

La actividad ganadera hace referencia a la cría, explotación y reproducción de animales en situaciones de confinamiento. Es decir, se presentan cuando se encuentran de manera simultánea: animales, alimento, estiércol, orina, animales muertos y operaciones de producción en una determinada área de tierra. Todo esto con fines productivos. Para esta actividad se emplean razas de animales que reúnen las características requeridas, se alimentan racionalmente y se cuidan con las técnicas adecuadas para optimizar los rendimientos.

Con el auge de este tipo de actividades, se presenta una problemática de tipo ambiental. Afectando recursos como el agua, el suelo y en este caso particular el aire. Generando una problemática de calidad del aire por emisión de olores, gases y polvo, lo que se presenta en las siguientes unidades de producción agrícola:

• Actividades de ganadería: aves de corral, cerdos y engorde de ganado vacuno. Donde la generación de olores ofensivos está estrechamente ligada a los efluentes (excretas, residuos del sacrificio, entre otros) y al confinamiento inadecuado de los animales.

• Instalaciones de almacenamiento de estiércol para la producción de abonos.

OLORES OFENSIVOS

Muchos de los olores ofensivos generados durante la cría y explotación industrial de animales se producen por la descomposición de residuos en condiciones anaeróbicas (en ausencia de aire). Por su parte la descomposición aeróbica (en presencia de aire) produce pocos olores comparada con la primera. Sin embargo, la descomposición aerobia puede mejorar la volatilización de los compuestos gaseosos que producen olores y degradar así la calidad del aire.

Los olores en las instalaciones de cría y explotación industrial de animales  son generados  por un gran número de compuestos. Entre los que se incluyen el amoniaco (NH3), los compuestos orgánicos volátiles (VOC) y el sulfuro de hidrógeno (H2S). Algunas investigaciones han registrado hasta cien compuestos diferentes en muestras tomadas en instalaciones de cría y explotación de animales (LaMichane, 2002).

 

Olores generados en la cría de cerdos

En un estudio realizado para analizar la concentración de olor y odorantes, sobre muestras de lodos almacenados de tres tipos diferentes de unidades de producción en 8 granjas porcinas comerciales. Se encontró que en la Concentración de Olor (CO) la mayor correlación se tiene con el azufre que contiene compuestos: sulfuro de hidrógeno, sulfuro de dimetilo, disulfuro de dimetilo, dimethyl trisulfide). La concentración de sulfuro de hidrógeno representó el 68% de la variación en CO por encima de las muestras suspensión agitada (Blanes-Vidal, et al., 2008).

Se observaron mayores concentraciones de compuestos orgánicos volátiles de los fenoles e índoles. La contribución de amoniaco a la CO sólo fue significativa en ausencia de sulfuro de hidrógeno.

Un gran número de compuestos volátiles han sido identificados en emisiones de las instalaciones ganaderas, incluyendo alcoholes, aldehídos, aminas, ésteres, éteres, hidrocarburos, cetonas, fenoles, indoles, otros compuestos aromáticos, terpenos y compuestos que contienen azufre. La mayoría de estos compuestos son subproductos de la descomposición del estiércol animal y son responsables de los olores desagradables.

COMPUESTOS RESPONSABLES

Con el fin de desarrollar estrategias rentables para la reducción de las molestias olfativas de purines de ganado, es importante determinar qué compuestos son los principales responsables para el olor desagradable. Tal caracterización simplificaría la cuantificación de olores en condiciones prácticas.

Varios estudios han identificado que los principales odorantes responsables de la suspensión de mal olor emitido desde la actividad porcina, son el p-cresol, escatol, 4-etilfenol y ácido acético, constituyéndose en los gases más importantes con respecto a las puntuaciones subjetivas de intensidad de olor.

Los compuestos que se identificaron en el aire con las muestras de lodos son los alcoholes, aldehídos, aminas, ácidos carboxílicos, ésteres, cetonas, sulfuros orgánicos, terpenos, compuestos aromáticos (fenoles, indoles, tolueno y piridina), sulfuro de hidrógeno y amoníaco (Blanes-Vidal, et al., 2008).

Los olores ofensivos son generados por las aves, sus excrementos y descomposición. Proceden de la descomposición microbiana, en condiciones anaerobias, de la materia orgánica contenida en el tracto digestivo de los animales y el excremento. Entre las principales fuentes emisoras de olores ofensivos se destacan las instalaciones de producción, alojamiento, almacenamiento de excremento y uso del excremento como fertilizante (Gráfica 1).

Gráfica 1. Importancia relativa de las fuentes emisoras de malos olores

Fuente: Adaptado de (Centro de Tecnologías Limpias de la Comunidad Valenciana, 2008, pág. 2)

Fuentes de olor

En el caso de la cría y explotación de aves algunas de las principales clases de compuestos olorosos son aminas, sulfuros, ácidos grasos volátiles, indol, escatol, fenoles, mercaptanos, alcoholes y carbonilos. El amoniaco crea fuertes olores cerca de las zonas donde se deposita el estiércol. Y en los galpones, pero no es un componente significativo cuando el olor ha sido transportado por el viento, ya que es muy volátil y se mueve hacia arriba en la atmosfera (McGahan, 2002).

Se han identificado más de 200 compuestos generadores de olor en la descomposición microbiana del excremento (El Sitio Avícola, 2013). La intensidad del olor depende del crecimiento microbiano. Y este varía en relación al contenido de humedad, pH, temperatura, concentración de oxígeno y otros factores.

Respuesta al olor en las personas

La respuesta al olor en los seres humanos varía en relación a la concentración en el aire de las diferentes sustancias olorosas (Figura 1). En bajas concentraciones el olfato humano detecta el olor. Al aumentar su concentración el olfato humano logra su reconocimiento. A concentraciones muy elevadas las sustancias pueden generar molestias e irritación en las vías respiratorias.

Figura 1. Respuesta humana al olor en función de la concentración en el aire de las sustancias olorosas

Fuente: Adaptado de (Centro de Tecnologías Limpias de la Comunidad Valenciana, 2008)

La capacidad de que un olor genere molestia o sensación de irritación depende de cuatro factores:

-Frecuencia

-Intensidad

-Duración

-Ofensividad

Entonces, la Frecuencia caracteriza de manera cuantitativa la aparición del olor. La Intensidad está relacionada con la fuerza con la cual se percibe. Su Duración está determinada por el tiempo durante el cual sucede el episodio de olor. Y finalmente la Ofensividad, se constituye en el parámetro cualitativo y brinda una caracterización del olor. El conjunto de estos cuatro factores se conoce como el parámetro FIDO. En la Figura 2 se observa el orden jerárquico en que  son considerados para evaluar las molestias generadas por malos olores.

Figura 2. Parámetro FIDO para la evaluación de molestias generadas por malos olores

Fuente: Adaptado de (Centro de Tecnologías Limpias de la Comunidad Valenciana, 2008)

También dentro de los procesos avícolas los olores se originan de fuentes fijas: alojamientos y almacenamiento de estiércol. Como de fuentes móviles: procesos de carga y descarga de excrementos, alimentos y residuos. La implementación de excremento o gallinaza como fertilizante orgánico, también se constituye en una fuente de emisión de malos olores.

DISPERSIÓN ATMOSFÉRICA

Cuando los olores son emitidos a la atmósfera se originan dos procesos, que ocasionan la dispersión atmosférica:

• Dilución del olor con el aire ambiental.

• Transporte por el viento.

A mayor distancia de la fuente emisora en dirección del viento se produce una reducción del nivel del olor, hasta llegar a un punto donde  deja de ser perceptible. El área dentro de la cual el olor puede ser percibido recibe el nombre de pluma (Centro de Tecnologías Limpias de la Comunidad Valenciana, 2008).

La dispersión del olor desde su fuente a la atmósfera depende de:

• Condiciones meteorológicas: Velocidad y dirección del viento, temperatura y humedad.

• Características del paisaje aledaño: Topografía y vegetación

Finalmente uno de los factores más significativos de la percepción del olor es la distancia. Su alcance geográfico se reduce a mayor distancia. Por lo cual  se deben  establecer distancias mínimas entre la granja y los centros poblados más cercanos.

Fuente  MALOLOR.BLOG 25/08/17

SIGUE LEYENDO…ANTIBIÓTICOS EN GRANJAS

 

Encuentra en nuestras webs soluciones eficaces para tu granja

 

http://www.tracteair.com/es

 

http://www.tratamientoalimentoanimal.com/es/

 

emisiones purines

EMISIONES Y OLORES DE PURINES

¿Cómo mantener bajas las emisiones y olores de purines?

El Reglamento Ambiental para los criadores de cerdos en Dinamarca se está haciendo más fuerte.

Las  normas se introducen para restringir  la cantidad de emisiones de  purines y nitratos repartidos en el campo. Sino también sobre el olor producido por las granjas de cerdos.

Los productores de cerdos se enfrentan ahora a los reglamentos.  Estos rigen:

  • la deposición de amoniaco a las zonas sensibles de la naturaleza,
  • los requisitos generales para la reducción de amoníaco,
  • y los requisitos del olor en relación con los vecinos.
LOS LÍMITES DE EMISIÓN DE PURINES

El gobierno danés ha establecido límites para “unidades de olor”. Que son admisibles según la proximidad y el tamaño de las propiedades vecinas.

Por ejemplo, no se le permitiría una nueva explotación de cerdo de unas 500 cerdas.  Tendría cerca de 20.000 cerdos de engorde que se construirá cerca de 440 metros de una sola casa, a 850 metros de una granja y 1.110 metros de una zona urbana.

 Cada zona tiene su propio límite medible de olores. Utilizando las mejores técnicas. Estos límites están siendo reevaluados cada año.

Las mediciones de las explotaciones porcinas existentes no son tan estrictas como las nuevas explotaciones en construcción. Pero todavía requieren de mantener un estricto control sobre las emisiones.

En general, el gobierno está buscando una reducción de amoniaco de 30% para los cerdos de engorde y cerdas. Y un 20% para el destete de los lechones.

Si la producción porcina está cerca de un área de la naturaleza sensible están restringidos a sólo 0,7 kg. de nitrógeno por hectárea para las explotaciones individuales. Y  0,4 kg. por hectárea en dos granjas y 0,2 kg. para tres o más granjas.

MEDIDAS DE REDUCCIÓN

Las granjas son capaces de lograr una reducción de las emisiones de amoniaco mediante el ajuste de las técnicas de alimentación. En  el diseño de la granja de cerdos, en particular, el diseño del suelo. Y también a través de la utilización de la limpieza y la tecnología de enfriamiento en la suspensión.

También aconsejan reducir el contenido de proteína cruda en  alimentación.

Para los cerdos de engorde, una reducción del contenido de proteína cruda en la alimentación puede reducir las emisiones de amoníaco en 13-22%. Con la adición de ácido benzoico a la alimentación en un máximo de 1 por ciento no puede haber una reducción de amoniaco de hasta 10%.

Para el destete de lechones no hay posibilidades de reducir las emisiones de amoniaco a través de una reducción en el contenido de proteína cruda en la alimentación. Pero la adición de ácido benzoico puede tener algún efecto.

Para cerdas la reducción del contenido de proteína cruda en la alimentación puede reducir las emisiones de amoníaco por 8 -16%.

El uso de piezas de pisos sólidos y una buena gestión de los galpones puede ayudar a reducir las emisiones de amoníaco entre un 17-34%. También puede reducir el olor en un tercio.

El uso de un sistema de refrigeración también puede reducir el calor en los galpones de cerdos. También puede tener la capacidad de reducir el amoníaco en un 10%.

VENTILACIÓN Y PURIFICACIÓN DEL AIRE

Los sistemas daneses también están estudiando el uso de la acidificación en suspensión para reducir el amoníaco. Y el uso de sistemas de purificación de aire biológicos y químicos para reducir tanto el contenido de amoníaco como el olor.

Mediante el uso de un sistema de limpieza de aire parcial y la limpieza de 20% del aire. Tanto en verano, cuando se utiliza la ventilación completa en la granja de cerdos. Y en el invierno cuando la ventilación se restringe, un 60 por ciento del total de aire utilizado durante el año se limpia.

Sin embargo, la utilización de las nuevas tecnologías, incluyendo la acidificación y la limpieza y sistemas de refrigeración añaden costes a la producción. Y si bien pueden tener un efecto en la reducción de la cantidad de amoníaco producido tal vez no tengan un impacto significativo en el olor alrededor de la granja.

Fuente RAZAS PORCINAS 2017

SIGUE LEYENDO… GRANJAS CON FUTURO

 

Encuentra en nuestras webs soluciones eficaces para tu granja

 

http://www.tracteair.com/es

 

http://www.tratamientoalimentoanimal.com/es/