OLORES EN GRANJA

OLORES EN GRANJAS

Generación de olores en la cría de cerdos

Los principales  responsables de la suspensión de los malos olores en granja emitidos desde la actividad porcina, son:

-El p-cresol

-Escatol

-4-etilfenol

-Acido acético.

La respuesta al olor en los seres humanos varía en relación a su concentración en el aire.

Abreviación de tesis de Jairo Orlando Hómez Sánchez,  Universidad Nacional de Colombia.

La actividad ganadera hace referencia a la cría, explotación y reproducción de animales en situaciones de confinamiento. Es decir, se presentan cuando se encuentran de manera simultánea: animales, alimento, estiércol, orina, animales muertos y operaciones de producción en una determinada área de tierra. Todo esto con fines productivos. Para esta actividad se emplean razas de animales que reúnen las características requeridas, se alimentan racionalmente y se cuidan con las técnicas adecuadas para optimizar los rendimientos.

Con el auge de este tipo de actividades, se presenta una problemática de tipo ambiental. Afectando recursos como el agua, el suelo y en este caso particular el aire. Generando una problemática de calidad del aire por emisión de olores, gases y polvo, lo que se presenta en las siguientes unidades de producción agrícola:

• Actividades de ganadería: aves de corral, cerdos y engorde de ganado vacuno. Donde la generación de olores ofensivos está estrechamente ligada a los efluentes (excretas, residuos del sacrificio, entre otros) y al confinamiento inadecuado de los animales.

• Instalaciones de almacenamiento de estiércol para la producción de abonos.

OLORES OFENSIVOS

Muchos de los olores ofensivos generados durante la cría y explotación industrial de animales se producen por la descomposición de residuos en condiciones anaeróbicas (en ausencia de aire). Por su parte la descomposición aeróbica (en presencia de aire) produce pocos olores comparada con la primera. Sin embargo, la descomposición aerobia puede mejorar la volatilización de los compuestos gaseosos que producen olores y degradar así la calidad del aire.

Los olores en las instalaciones de cría y explotación industrial de animales  son generados  por un gran número de compuestos. Entre los que se incluyen el amoniaco (NH3), los compuestos orgánicos volátiles (VOC) y el sulfuro de hidrógeno (H2S). Algunas investigaciones han registrado hasta cien compuestos diferentes en muestras tomadas en instalaciones de cría y explotación de animales (LaMichane, 2002).

 

Olores generados en la cría de cerdos

En un estudio realizado para analizar la concentración de olor y odorantes, sobre muestras de lodos almacenados de tres tipos diferentes de unidades de producción en 8 granjas porcinas comerciales. Se encontró que en la Concentración de Olor (CO) la mayor correlación se tiene con el azufre que contiene compuestos: sulfuro de hidrógeno, sulfuro de dimetilo, disulfuro de dimetilo, dimethyl trisulfide). La concentración de sulfuro de hidrógeno representó el 68% de la variación en CO por encima de las muestras suspensión agitada (Blanes-Vidal, et al., 2008).

Se observaron mayores concentraciones de compuestos orgánicos volátiles de los fenoles e índoles. La contribución de amoniaco a la CO sólo fue significativa en ausencia de sulfuro de hidrógeno.

Un gran número de compuestos volátiles han sido identificados en emisiones de las instalaciones ganaderas, incluyendo alcoholes, aldehídos, aminas, ésteres, éteres, hidrocarburos, cetonas, fenoles, indoles, otros compuestos aromáticos, terpenos y compuestos que contienen azufre. La mayoría de estos compuestos son subproductos de la descomposición del estiércol animal y son responsables de los olores desagradables.

COMPUESTOS RESPONSABLES

Con el fin de desarrollar estrategias rentables para la reducción de las molestias olfativas de purines de ganado, es importante determinar qué compuestos son los principales responsables para el olor desagradable. Tal caracterización simplificaría la cuantificación de olores en condiciones prácticas.

Varios estudios han identificado que los principales odorantes responsables de la suspensión de mal olor emitido desde la actividad porcina, son el p-cresol, escatol, 4-etilfenol y ácido acético, constituyéndose en los gases más importantes con respecto a las puntuaciones subjetivas de intensidad de olor.

Los compuestos que se identificaron en el aire con las muestras de lodos son los alcoholes, aldehídos, aminas, ácidos carboxílicos, ésteres, cetonas, sulfuros orgánicos, terpenos, compuestos aromáticos (fenoles, indoles, tolueno y piridina), sulfuro de hidrógeno y amoníaco (Blanes-Vidal, et al., 2008).

Los olores ofensivos son generados por las aves, sus excrementos y descomposición. Proceden de la descomposición microbiana, en condiciones anaerobias, de la materia orgánica contenida en el tracto digestivo de los animales y el excremento. Entre las principales fuentes emisoras de olores ofensivos se destacan las instalaciones de producción, alojamiento, almacenamiento de excremento y uso del excremento como fertilizante (Gráfica 1).

Gráfica 1. Importancia relativa de las fuentes emisoras de malos olores

Fuente: Adaptado de (Centro de Tecnologías Limpias de la Comunidad Valenciana, 2008, pág. 2)

Fuentes de olor

En el caso de la cría y explotación de aves algunas de las principales clases de compuestos olorosos son aminas, sulfuros, ácidos grasos volátiles, indol, escatol, fenoles, mercaptanos, alcoholes y carbonilos. El amoniaco crea fuertes olores cerca de las zonas donde se deposita el estiércol. Y en los galpones, pero no es un componente significativo cuando el olor ha sido transportado por el viento, ya que es muy volátil y se mueve hacia arriba en la atmosfera (McGahan, 2002).

Se han identificado más de 200 compuestos generadores de olor en la descomposición microbiana del excremento (El Sitio Avícola, 2013). La intensidad del olor depende del crecimiento microbiano. Y este varía en relación al contenido de humedad, pH, temperatura, concentración de oxígeno y otros factores.

Respuesta al olor en las personas

La respuesta al olor en los seres humanos varía en relación a la concentración en el aire de las diferentes sustancias olorosas (Figura 1). En bajas concentraciones el olfato humano detecta el olor. Al aumentar su concentración el olfato humano logra su reconocimiento. A concentraciones muy elevadas las sustancias pueden generar molestias e irritación en las vías respiratorias.

Figura 1. Respuesta humana al olor en función de la concentración en el aire de las sustancias olorosas

Fuente: Adaptado de (Centro de Tecnologías Limpias de la Comunidad Valenciana, 2008)

La capacidad de que un olor genere molestia o sensación de irritación depende de cuatro factores:

-Frecuencia

-Intensidad

-Duración

-Ofensividad

Entonces, la Frecuencia caracteriza de manera cuantitativa la aparición del olor. La Intensidad está relacionada con la fuerza con la cual se percibe. Su Duración está determinada por el tiempo durante el cual sucede el episodio de olor. Y finalmente la Ofensividad, se constituye en el parámetro cualitativo y brinda una caracterización del olor. El conjunto de estos cuatro factores se conoce como el parámetro FIDO. En la Figura 2 se observa el orden jerárquico en que  son considerados para evaluar las molestias generadas por malos olores.

Figura 2. Parámetro FIDO para la evaluación de molestias generadas por malos olores

Fuente: Adaptado de (Centro de Tecnologías Limpias de la Comunidad Valenciana, 2008)

También dentro de los procesos avícolas los olores se originan de fuentes fijas: alojamientos y almacenamiento de estiércol. Como de fuentes móviles: procesos de carga y descarga de excrementos, alimentos y residuos. La implementación de excremento o gallinaza como fertilizante orgánico, también se constituye en una fuente de emisión de malos olores.

DISPERSIÓN ATMOSFÉRICA

Cuando los olores son emitidos a la atmósfera se originan dos procesos, que ocasionan la dispersión atmosférica:

• Dilución del olor con el aire ambiental.

• Transporte por el viento.

A mayor distancia de la fuente emisora en dirección del viento se produce una reducción del nivel del olor, hasta llegar a un punto donde  deja de ser perceptible. El área dentro de la cual el olor puede ser percibido recibe el nombre de pluma (Centro de Tecnologías Limpias de la Comunidad Valenciana, 2008).

La dispersión del olor desde su fuente a la atmósfera depende de:

• Condiciones meteorológicas: Velocidad y dirección del viento, temperatura y humedad.

• Características del paisaje aledaño: Topografía y vegetación

Finalmente uno de los factores más significativos de la percepción del olor es la distancia. Su alcance geográfico se reduce a mayor distancia. Por lo cual  se deben  establecer distancias mínimas entre la granja y los centros poblados más cercanos.

Fuente  MALOLOR.BLOG 25/08/17

SIGUE LEYENDO…ANTIBIÓTICOS EN GRANJAS

 

Encuentra en nuestras webs soluciones eficaces para tu granja

 

http://www.tracteair.com/es

 

http://www.tratamientoalimentoanimal.com/es/

 

emisiones purines

EMISIONES Y OLORES DE PURINES

¿Cómo mantener bajas las emisiones y olores de purines?

El Reglamento Ambiental para los criadores de cerdos en Dinamarca se está haciendo más fuerte.

Las  normas se introducen para restringir  la cantidad de emisiones de  purines y nitratos repartidos en el campo. Sino también sobre el olor producido por las granjas de cerdos.

Los productores de cerdos se enfrentan ahora a los reglamentos.  Estos rigen:

  • la deposición de amoniaco a las zonas sensibles de la naturaleza,
  • los requisitos generales para la reducción de amoníaco,
  • y los requisitos del olor en relación con los vecinos.
LOS LÍMITES DE EMISIÓN DE PURINES

El gobierno danés ha establecido límites para “unidades de olor”. Que son admisibles según la proximidad y el tamaño de las propiedades vecinas.

Por ejemplo, no se le permitiría una nueva explotación de cerdo de unas 500 cerdas.  Tendría cerca de 20.000 cerdos de engorde que se construirá cerca de 440 metros de una sola casa, a 850 metros de una granja y 1.110 metros de una zona urbana.

 Cada zona tiene su propio límite medible de olores. Utilizando las mejores técnicas. Estos límites están siendo reevaluados cada año.

Las mediciones de las explotaciones porcinas existentes no son tan estrictas como las nuevas explotaciones en construcción. Pero todavía requieren de mantener un estricto control sobre las emisiones.

En general, el gobierno está buscando una reducción de amoniaco de 30% para los cerdos de engorde y cerdas. Y un 20% para el destete de los lechones.

Si la producción porcina está cerca de un área de la naturaleza sensible están restringidos a sólo 0,7 kg. de nitrógeno por hectárea para las explotaciones individuales. Y  0,4 kg. por hectárea en dos granjas y 0,2 kg. para tres o más granjas.

MEDIDAS DE REDUCCIÓN

Las granjas son capaces de lograr una reducción de las emisiones de amoniaco mediante el ajuste de las técnicas de alimentación. En  el diseño de la granja de cerdos, en particular, el diseño del suelo. Y también a través de la utilización de la limpieza y la tecnología de enfriamiento en la suspensión.

También aconsejan reducir el contenido de proteína cruda en  alimentación.

Para los cerdos de engorde, una reducción del contenido de proteína cruda en la alimentación puede reducir las emisiones de amoníaco en 13-22%. Con la adición de ácido benzoico a la alimentación en un máximo de 1 por ciento no puede haber una reducción de amoniaco de hasta 10%.

Para el destete de lechones no hay posibilidades de reducir las emisiones de amoniaco a través de una reducción en el contenido de proteína cruda en la alimentación. Pero la adición de ácido benzoico puede tener algún efecto.

Para cerdas la reducción del contenido de proteína cruda en la alimentación puede reducir las emisiones de amoníaco por 8 -16%.

El uso de piezas de pisos sólidos y una buena gestión de los galpones puede ayudar a reducir las emisiones de amoníaco entre un 17-34%. También puede reducir el olor en un tercio.

El uso de un sistema de refrigeración también puede reducir el calor en los galpones de cerdos. También puede tener la capacidad de reducir el amoníaco en un 10%.

VENTILACIÓN Y PURIFICACIÓN DEL AIRE

Los sistemas daneses también están estudiando el uso de la acidificación en suspensión para reducir el amoníaco. Y el uso de sistemas de purificación de aire biológicos y químicos para reducir tanto el contenido de amoníaco como el olor.

Mediante el uso de un sistema de limpieza de aire parcial y la limpieza de 20% del aire. Tanto en verano, cuando se utiliza la ventilación completa en la granja de cerdos. Y en el invierno cuando la ventilación se restringe, un 60 por ciento del total de aire utilizado durante el año se limpia.

Sin embargo, la utilización de las nuevas tecnologías, incluyendo la acidificación y la limpieza y sistemas de refrigeración añaden costes a la producción. Y si bien pueden tener un efecto en la reducción de la cantidad de amoníaco producido tal vez no tengan un impacto significativo en el olor alrededor de la granja.

Fuente RAZAS PORCINAS 2017

SIGUE LEYENDO… GRANJAS CON FUTURO

 

Encuentra en nuestras webs soluciones eficaces para tu granja

 

http://www.tracteair.com/es

 

http://www.tratamientoalimentoanimal.com/es/

INDUSTRIA CÁRNICA

INDUSTRIA CÁRNICA

La industria cárnica de EEUU es responsable de generar la mayor «zona muerta» en el Golfo de México

La industria de la producción de carne en el centro de E.E.U.U. contamina con estiércol y fertilizantes las vías fluviales que se vierten en Golfo de México. Lo que provoca proliferación de algas dañinas y genera una de las mayores “zonas muertas” de los mares.

La organización ecologista Mighty Earth denunció que  parte de esa contaminación que se vierte en aguas del Golfo de México proviene de las enormes cantidades de maíz y soja.  Usadas para engordar animales de carne.

El estiércol de esos animales y los fertilizantes usados en el cultivo del maíz y la soja están creando una de las mayores “zonas muertas”, alertó.

La zona muerta se forma entre la primavera y el verano de cada año, cuando el agua cargada de nutrientes del río Mississippi fluye hacia el Golfo de México y actúa como un potente fertilizante, provocando un importante crecimiento de alga.

Luego el alga muerta y desechos del alga viva caen al fondo del mar. El alga en descomposición extrae casi todo el oxígeno disponible en el agua, una condición llamada hipoxia.

La falta de oxígeno en el agua sofoca todo organismo viviente y provoca una zona muerta. Los peces y camarones son lo suficientemente móviles como para nadar y escapar de la zona.

PELIGRO ANIMALES

Sin embargo, animales que viven en el fondo como los cangrejos, las estrellas de mar y otros no pueden escapar y mueren.

Se espera que esta semana la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos anuncie la mayor zona muerta jamás registrada en el Golfo de México.

Estimaciones de expertos advierten que este año el área abarque una extensión de 21 mil kilómetros, una superficie de casi la extensión del estado de Nueva Jersey.

La organización Mighty Earth analizó en su reporte las cadenas de suministro de la agroindustria y la contaminación. Y encontró que un “sistema de granjas industriales altamente industrializadas y centralizadas” resulta en vastas extensiones de pastizales nativos en el medio oeste, que producen soja y maíz para alimentar el ganado.

Al termino de las cosechas, los suelos pueden lavarse bajo la lluvia, trayendo fertilizantes en los cursos de agua.

TONELADAS DE ESTIÉRCOL

La organización ecologista identificó a la compañía Tyson Foods de Arkansas como una influencia “dominante” en la contaminación. Debido a su fuerza del mercado en pollo, carne de vaca y carne de cerdo.

Tyson suministra productos a cadenas como los restaurantes McDonald’s y los supermercados Walmart. Y sacrifica 35 millones de pollos y 125 mil cabezas de ganado cada semana, lo que requiere más de dos millones de hectáreas al año para la alimentación, según el estudio.

Tyson generó 55 millones de toneladas de estiércol el año pasado, según la Agencia de Protección Ambiental (EPA). Con 104 millones de toneladas de contaminantes descargados en las vías navegables durante la última década.

El estudio de Mighty Earth encontró que los niveles más altos de contaminación por nitratos se correlacionan con grupos de instalaciones operadas por Tyson y Smithfield, otra compañía productora de cárnicos.

Los estadunidenses no deberían tener que elegir entre producir alimentos y tener agua sana”. Dice Lucia von Reusner, directora de la campaña de Mighty Earth.

“Grandes compañías de carne como Tyson han dejado un rastro de contaminación en todo el país. Y tienen una responsabilidad con sus clientes y el público para limpiarlo”, señaló.

“A medida que el público ha tomado conciencia de los principales impactos de la producción de carne industrial. Muchos consumidores han estado tratando de encontrar opciones más sostenibles”, dijo von Reusner.

“Finalmente el informe muestra que las compañías de carne más grandes  forman nuestro sistema de alimentos a gran escala. Y pueden implementar las soluciones necesarias para que la carne sea menos contaminante”, señaló.

SIGUE LEYENDO… UN PAÍS PARA CERDOS

Fuente   IGUALDADANIMAL.ORG  3/8/17

Encuentra en nuestras webs soluciones eficaces para tu granja

 

ESPAÑA ESTERCOLERO DE EUROPA

España, principal estercolero de Europa

Los purines son compuestos procedentes de las heces y orinas de los cerdos que contaminan los acuíferos aportando nitrocompuestos a las aguas. En España la macroproducción ganadera del cerdo pone en riesgo la sostenibilidad del medioambiente. Así como la salud de millones de seres humanos.

España se ha convertido en el mayor estercolero de purines de la Unión Europea. Debido al aumento exponencial de las macrogranjas porcinas. Esto ha ocurrido a la vez que el resto de países europeos restringían la macroproducción ganadera debido a los daños que los purines acarrean en el medioambiente.

Tanto es así que España es el principal exportador de carne de cerdo de la Unión Europea. Y el tercero a escala mundial, solo por detrás de Estados Unidos y China.

Este aumento de macrogranjas porcinas trae consigo una serie de problemas medioambientales. Y además, afectan directamente a la salud de los seres humanos. Los purines son un compuesto orgánico  utilizados como fertilizantes, se caracterizan por un bajo contenido en materia seca. El estado líquido de los purines permite que se filtren con gran facilidad en los acuíferos subterráneos. Contaminando las aguas de nitrocompuestos, los cuales pueden acarrear graves enfermedades.

A estos problemas debemos añadir las condiciones deplorables en las que los animales viven en estas granjas. Tal y como denuncian los principales colectivos animalistas de España.

En Cataluña ya hay más cerdos que habitantes

Animales que, además, han crecido en número de forma exponencial con una media de 450.000 cerdos por granja, según el sindic. El caso de Catalunya es aún más preocupante, pues el último censo de la cabaña porcina revela un mayor número de cerdos que de personas: 7,6 millones de cerdos frente a 7,5 millones de habitantes. Esta sobrepoblación del cerdo, concentrada en su mayoría en Catalunya, Zaragoza y Segovia, se traduce en 61 millones de metros cúbicos de purín, según el último estudio de Food & Water Europe. Una cantidad que podría llenar hasta arriba el estadio del F.C. Barcelona más de 23 veces.

Estas cantidades de purín se almacenan en balsas que suelen desbordarse y romperse. Filtrándose por los acuíferos y contaminándolos para dejar a pueblos enteros sin agua potable, tal y como denuncian algunos grupos ecologistas. A esto debemos añadir las miles de denuncias interpuestas por la Guardia Civil por vertidos ilegales de purín en el cauce de los ríos.

Ganadería sostenible y apuesta por las renovables

La ganadería intensiva ha revelado el problema que los purines generan en el medioambiente, hasta ahora una forma de contaminación barata e impune. Por ello los principales grupos ecologistas piden soluciones. Éstas pasan, primordialmente, por regresar a un modelo de producción más ecológico, de carácter extensivo y alejado de los mercados de consumo capitalista.

La solución está en “reducir el consumo de productos de origen animal. Y para ello hay que reducir la producción y apostar por un modelo extensivo”. Así lo explica Abel Esteban, coordinador de agroecología de Ecologistas en Acción a Público.

Los recortes a las energías renovables del Gobierno de Mariano Rajoy limitaron el reciclaje de los purines en plantas de cogeneración debido a su cierre. La apertura de estas y la creación de  centros que transformen  purines en energía es uno de los principales reclamos de los ecologistas.

Pienso para los cerdos, deforestación para Latinoamérica

La alimentación de los cerdos criados bajo un modelo de ganadería intensiva entraña ciertos problemas. “No solo en los suelos de España, sino también en los de América Latina”, denuncia Ecologistas en Acción.

La alimentación de estos cerdos está basada en su mayor parte en piensos compuestos, mayoritariamente por soja. Esta es importada a España desde grandes plantaciones situadas en el sur del continente americano que implican graves impactos ambientales y sociales como la deforestación masiva y la perdida de biodiversidad en zonas ecológicas del Amazonas.

Las plantaciones intensivas afectan directamente al desarrollo vital de millones de habitantes nativos que requieren de la tierra para sobrevivir. Además, el riego necesario para el mantenimiento de estos grandes cultivos deja sin agua a miles de personas. Se calcula que solo las plantaciones que Reino Unido tiene en Brasil consumen 1,43 mil millones de m3 de agua.

Fuente  PUBLICO 2/07/17

A %d blogueros les gusta esto: