OLORES EN GRANJA

OLORES EN GRANJAS

Generación de olores en la cría de cerdos

Los principales  responsables de la suspensión de los malos olores en granja emitidos desde la actividad porcina, son:

-El p-cresol

-Escatol

-4-etilfenol

-Acido acético.

La respuesta al olor en los seres humanos varía en relación a su concentración en el aire.

Abreviación de tesis de Jairo Orlando Hómez Sánchez,  Universidad Nacional de Colombia.

La actividad ganadera hace referencia a la cría, explotación y reproducción de animales en situaciones de confinamiento. Es decir, se presentan cuando se encuentran de manera simultánea: animales, alimento, estiércol, orina, animales muertos y operaciones de producción en una determinada área de tierra. Todo esto con fines productivos. Para esta actividad se emplean razas de animales que reúnen las características requeridas, se alimentan racionalmente y se cuidan con las técnicas adecuadas para optimizar los rendimientos.

Con el auge de este tipo de actividades, se presenta una problemática de tipo ambiental. Afectando recursos como el agua, el suelo y en este caso particular el aire. Generando una problemática de calidad del aire por emisión de olores, gases y polvo, lo que se presenta en las siguientes unidades de producción agrícola:

• Actividades de ganadería: aves de corral, cerdos y engorde de ganado vacuno. Donde la generación de olores ofensivos está estrechamente ligada a los efluentes (excretas, residuos del sacrificio, entre otros) y al confinamiento inadecuado de los animales.

• Instalaciones de almacenamiento de estiércol para la producción de abonos.

OLORES OFENSIVOS

Muchos de los olores ofensivos generados durante la cría y explotación industrial de animales se producen por la descomposición de residuos en condiciones anaeróbicas (en ausencia de aire). Por su parte la descomposición aeróbica (en presencia de aire) produce pocos olores comparada con la primera. Sin embargo, la descomposición aerobia puede mejorar la volatilización de los compuestos gaseosos que producen olores y degradar así la calidad del aire.

Los olores en las instalaciones de cría y explotación industrial de animales  son generados  por un gran número de compuestos. Entre los que se incluyen el amoniaco (NH3), los compuestos orgánicos volátiles (VOC) y el sulfuro de hidrógeno (H2S). Algunas investigaciones han registrado hasta cien compuestos diferentes en muestras tomadas en instalaciones de cría y explotación de animales (LaMichane, 2002).

 

Olores generados en la cría de cerdos

En un estudio realizado para analizar la concentración de olor y odorantes, sobre muestras de lodos almacenados de tres tipos diferentes de unidades de producción en 8 granjas porcinas comerciales. Se encontró que en la Concentración de Olor (CO) la mayor correlación se tiene con el azufre que contiene compuestos: sulfuro de hidrógeno, sulfuro de dimetilo, disulfuro de dimetilo, dimethyl trisulfide). La concentración de sulfuro de hidrógeno representó el 68% de la variación en CO por encima de las muestras suspensión agitada (Blanes-Vidal, et al., 2008).

Se observaron mayores concentraciones de compuestos orgánicos volátiles de los fenoles e índoles. La contribución de amoniaco a la CO sólo fue significativa en ausencia de sulfuro de hidrógeno.

Un gran número de compuestos volátiles han sido identificados en emisiones de las instalaciones ganaderas, incluyendo alcoholes, aldehídos, aminas, ésteres, éteres, hidrocarburos, cetonas, fenoles, indoles, otros compuestos aromáticos, terpenos y compuestos que contienen azufre. La mayoría de estos compuestos son subproductos de la descomposición del estiércol animal y son responsables de los olores desagradables.

COMPUESTOS RESPONSABLES

Con el fin de desarrollar estrategias rentables para la reducción de las molestias olfativas de purines de ganado, es importante determinar qué compuestos son los principales responsables para el olor desagradable. Tal caracterización simplificaría la cuantificación de olores en condiciones prácticas.

Varios estudios han identificado que los principales odorantes responsables de la suspensión de mal olor emitido desde la actividad porcina, son el p-cresol, escatol, 4-etilfenol y ácido acético, constituyéndose en los gases más importantes con respecto a las puntuaciones subjetivas de intensidad de olor.

Los compuestos que se identificaron en el aire con las muestras de lodos son los alcoholes, aldehídos, aminas, ácidos carboxílicos, ésteres, cetonas, sulfuros orgánicos, terpenos, compuestos aromáticos (fenoles, indoles, tolueno y piridina), sulfuro de hidrógeno y amoníaco (Blanes-Vidal, et al., 2008).

Los olores ofensivos son generados por las aves, sus excrementos y descomposición. Proceden de la descomposición microbiana, en condiciones anaerobias, de la materia orgánica contenida en el tracto digestivo de los animales y el excremento. Entre las principales fuentes emisoras de olores ofensivos se destacan las instalaciones de producción, alojamiento, almacenamiento de excremento y uso del excremento como fertilizante (Gráfica 1).

Gráfica 1. Importancia relativa de las fuentes emisoras de malos olores

Fuente: Adaptado de (Centro de Tecnologías Limpias de la Comunidad Valenciana, 2008, pág. 2)

Fuentes de olor

En el caso de la cría y explotación de aves algunas de las principales clases de compuestos olorosos son aminas, sulfuros, ácidos grasos volátiles, indol, escatol, fenoles, mercaptanos, alcoholes y carbonilos. El amoniaco crea fuertes olores cerca de las zonas donde se deposita el estiércol. Y en los galpones, pero no es un componente significativo cuando el olor ha sido transportado por el viento, ya que es muy volátil y se mueve hacia arriba en la atmosfera (McGahan, 2002).

Se han identificado más de 200 compuestos generadores de olor en la descomposición microbiana del excremento (El Sitio Avícola, 2013). La intensidad del olor depende del crecimiento microbiano. Y este varía en relación al contenido de humedad, pH, temperatura, concentración de oxígeno y otros factores.

Respuesta al olor en las personas

La respuesta al olor en los seres humanos varía en relación a la concentración en el aire de las diferentes sustancias olorosas (Figura 1). En bajas concentraciones el olfato humano detecta el olor. Al aumentar su concentración el olfato humano logra su reconocimiento. A concentraciones muy elevadas las sustancias pueden generar molestias e irritación en las vías respiratorias.

Figura 1. Respuesta humana al olor en función de la concentración en el aire de las sustancias olorosas

Fuente: Adaptado de (Centro de Tecnologías Limpias de la Comunidad Valenciana, 2008)

La capacidad de que un olor genere molestia o sensación de irritación depende de cuatro factores:

-Frecuencia

-Intensidad

-Duración

-Ofensividad

Entonces, la Frecuencia caracteriza de manera cuantitativa la aparición del olor. La Intensidad está relacionada con la fuerza con la cual se percibe. Su Duración está determinada por el tiempo durante el cual sucede el episodio de olor. Y finalmente la Ofensividad, se constituye en el parámetro cualitativo y brinda una caracterización del olor. El conjunto de estos cuatro factores se conoce como el parámetro FIDO. En la Figura 2 se observa el orden jerárquico en que  son considerados para evaluar las molestias generadas por malos olores.

Figura 2. Parámetro FIDO para la evaluación de molestias generadas por malos olores

Fuente: Adaptado de (Centro de Tecnologías Limpias de la Comunidad Valenciana, 2008)

También dentro de los procesos avícolas los olores se originan de fuentes fijas: alojamientos y almacenamiento de estiércol. Como de fuentes móviles: procesos de carga y descarga de excrementos, alimentos y residuos. La implementación de excremento o gallinaza como fertilizante orgánico, también se constituye en una fuente de emisión de malos olores.

DISPERSIÓN ATMOSFÉRICA

Cuando los olores son emitidos a la atmósfera se originan dos procesos, que ocasionan la dispersión atmosférica:

• Dilución del olor con el aire ambiental.

• Transporte por el viento.

A mayor distancia de la fuente emisora en dirección del viento se produce una reducción del nivel del olor, hasta llegar a un punto donde  deja de ser perceptible. El área dentro de la cual el olor puede ser percibido recibe el nombre de pluma (Centro de Tecnologías Limpias de la Comunidad Valenciana, 2008).

La dispersión del olor desde su fuente a la atmósfera depende de:

• Condiciones meteorológicas: Velocidad y dirección del viento, temperatura y humedad.

• Características del paisaje aledaño: Topografía y vegetación

Finalmente uno de los factores más significativos de la percepción del olor es la distancia. Su alcance geográfico se reduce a mayor distancia. Por lo cual  se deben  establecer distancias mínimas entre la granja y los centros poblados más cercanos.

Fuente  MALOLOR.BLOG 25/08/17

SIGUE LEYENDO…ANTIBIÓTICOS EN GRANJAS

 

Encuentra en nuestras webs soluciones eficaces para tu granja

 

http://www.tracteair.com/es

 

http://www.tratamientoalimentoanimal.com/es/

 

ESPAÑA ESTERCOLERO DE EUROPA

España, principal estercolero de Europa

Los purines son compuestos procedentes de las heces y orinas de los cerdos que contaminan los acuíferos aportando nitrocompuestos a las aguas. En España la macroproducción ganadera del cerdo pone en riesgo la sostenibilidad del medioambiente. Así como la salud de millones de seres humanos.

España se ha convertido en el mayor estercolero de purines de la Unión Europea. Debido al aumento exponencial de las macrogranjas porcinas. Esto ha ocurrido a la vez que el resto de países europeos restringían la macroproducción ganadera debido a los daños que los purines acarrean en el medioambiente.

Tanto es así que España es el principal exportador de carne de cerdo de la Unión Europea. Y el tercero a escala mundial, solo por detrás de Estados Unidos y China.

Este aumento de macrogranjas porcinas trae consigo una serie de problemas medioambientales. Y además, afectan directamente a la salud de los seres humanos. Los purines son un compuesto orgánico  utilizados como fertilizantes, se caracterizan por un bajo contenido en materia seca. El estado líquido de los purines permite que se filtren con gran facilidad en los acuíferos subterráneos. Contaminando las aguas de nitrocompuestos, los cuales pueden acarrear graves enfermedades.

A estos problemas debemos añadir las condiciones deplorables en las que los animales viven en estas granjas. Tal y como denuncian los principales colectivos animalistas de España.

En Cataluña ya hay más cerdos que habitantes

Animales que, además, han crecido en número de forma exponencial con una media de 450.000 cerdos por granja, según el sindic. El caso de Catalunya es aún más preocupante, pues el último censo de la cabaña porcina revela un mayor número de cerdos que de personas: 7,6 millones de cerdos frente a 7,5 millones de habitantes. Esta sobrepoblación del cerdo, concentrada en su mayoría en Catalunya, Zaragoza y Segovia, se traduce en 61 millones de metros cúbicos de purín, según el último estudio de Food & Water Europe. Una cantidad que podría llenar hasta arriba el estadio del F.C. Barcelona más de 23 veces.

Estas cantidades de purín se almacenan en balsas que suelen desbordarse y romperse. Filtrándose por los acuíferos y contaminándolos para dejar a pueblos enteros sin agua potable, tal y como denuncian algunos grupos ecologistas. A esto debemos añadir las miles de denuncias interpuestas por la Guardia Civil por vertidos ilegales de purín en el cauce de los ríos.

Ganadería sostenible y apuesta por las renovables

La ganadería intensiva ha revelado el problema que los purines generan en el medioambiente, hasta ahora una forma de contaminación barata e impune. Por ello los principales grupos ecologistas piden soluciones. Éstas pasan, primordialmente, por regresar a un modelo de producción más ecológico, de carácter extensivo y alejado de los mercados de consumo capitalista.

La solución está en “reducir el consumo de productos de origen animal. Y para ello hay que reducir la producción y apostar por un modelo extensivo”. Así lo explica Abel Esteban, coordinador de agroecología de Ecologistas en Acción a Público.

Los recortes a las energías renovables del Gobierno de Mariano Rajoy limitaron el reciclaje de los purines en plantas de cogeneración debido a su cierre. La apertura de estas y la creación de  centros que transformen  purines en energía es uno de los principales reclamos de los ecologistas.

Pienso para los cerdos, deforestación para Latinoamérica

La alimentación de los cerdos criados bajo un modelo de ganadería intensiva entraña ciertos problemas. “No solo en los suelos de España, sino también en los de América Latina”, denuncia Ecologistas en Acción.

La alimentación de estos cerdos está basada en su mayor parte en piensos compuestos, mayoritariamente por soja. Esta es importada a España desde grandes plantaciones situadas en el sur del continente americano que implican graves impactos ambientales y sociales como la deforestación masiva y la perdida de biodiversidad en zonas ecológicas del Amazonas.

Las plantaciones intensivas afectan directamente al desarrollo vital de millones de habitantes nativos que requieren de la tierra para sobrevivir. Además, el riego necesario para el mantenimiento de estos grandes cultivos deja sin agua a miles de personas. Se calcula que solo las plantaciones que Reino Unido tiene en Brasil consumen 1,43 mil millones de m3 de agua.

Fuente  PUBLICO 2/07/17

AMONIACO EN EL AIRE

AMONIACO EN EL AIRE

Orina de cerdo y amoniaco en el aire: España tiene un problema ambiental por resolver

  

En 2010, la Agencia Europea de Medio Ambiente decretó restringir al máximo la emisión de cuatro contaminantes muy tóxicos. Son nocivos tanto para la salud humana como para la naturaleza. Estos eran el dióxido de azufre, los óxidos de nitrógeno, los compuestos orgánicos volátiles y el amoniaco.

Por sexto año consecutivo desde que se implantaron estos techos de emisión, España ha incumplido el límite de contaminación por amoniaco. En el año 2013, el nuestro era el único país de Europa que no  había reducido sus emisiones de amoniaco. Además las había aumentado en un 11% con respecto a 1990.

¿De dónde vienen las emisiones?

España está obligada a introducir en el Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes aquellos valores que superen el umbral permitido de 10.000 kilos al año. En la última década, 2330 empresas de nuestro país se excedieron en sus emisiones de amoniaco a la atmósfera. De ellas, casi el 94% eran granjas (1.293 de cerdos para producción de carne, 537 de cerdas para reproducción y 356 para aves).

El podio de los principales emisores lo ocupan el complejo de la química belga Solvay en Torrelavega (Cantabria) y las dos plantas que Fertiberia tiene en Huelva y Palos de la Frontera. Este periódico se ha puesto en contacto con ambas multinacionales para contemplar sus planes de reducción de amoniaco, sin éxito.

La tendencia es peligrosamente ascendente. En 2007, los datos señalan que 1296 empresas españolas se habían excedido del umbral de emisiones emitiendo más de 45 millones de kilos de amoniaco. En 2015, las empresas habían ascendido a 1895 y el amoniaco expulsado a la atmósfera superaba los 53 millones de kilos.

El daño ambiental del amoniaco

En 1866, el botánico finés Wilhelm Nylander se percató de que, al alejarse a pie del Jardin du Luxembourg para introducirse en las calles de París, los líquenes iban desapareciendo del tronco de los árboles. Fue uno de los primeros en darse cuenta del papel de estas especies como semáforos de la calidad del aire. El causante de la desaparición de los líquenes era otro de los contaminantes hoy perseguidos por Europa, el dióxido de azufre emitido por las fábricas.

En marzo de este año, un grupo de científicos españoles y portugueses demostraron en las páginas de la revista Water, Air and Soil Pollutionque el amoniaco atmosférico tiene el mismo efecto en los líquenes. ¿Y qué lugar escogieron para ponerlo a prueba? Los alrededores de una granja porcina en la comarca de Osona, en el límite entre Barcelona y Girona.

Entidades contaminantes

«El procedimiento era muy simple», explica a Teknautas Anna Àvila, investigadora en el Centre de Recerca Ecològica i Aplicacions Forestals (CREAF) y la UAB. «Queríamos estudiar en una granja, donde hay purines que emiten amoniaco a la atmósfera, el gradiente de este foco de amoniaco».

Àvila y su equipo empezaron en el límite de la granja y avanzaron hacia afuera, muestreando cada árbol en busca de líquenes. «En el primer árbol que se muestreó no había ningún líquen», explica la ecóloga, «tuvimos que desplazarnos a unos 50 metros para empezar a encontrarlos». El laborioso trabajo no sólo consistía en recoger muestras, sino en elaborar un inventario de especies. «Más que en el campo, donde ves las cosas es luego en el ordenador, cuando empiezas a buscar índices de biodiversidad o de número de especies y los relacionas con las concentraciones de amoniaco».

Cataluña es una de las regiones con mayor concentración de empresas emisoras de amoniaco a la atmósfera. El entorno que estudiaron era el de un bosque cerrado de encinas. No tanto una dehesa como las que suelen verse en otras partes de España o en Portugal. «No sabíamos si nuestro proyecto podría funcionar pero lo hizo, ahora podemos aplicar el protocolo a cualquier tipo de bosque para evaluar el impacto del amoniaco».

Por qué va a peor la situación

Sobrepasarse, sin embargo, no conlleva sanción. “No es el caso”, comentan a fuentes de la Agencia Ambiental Europea. La cual indica que el registro “meramente intenta crear transparencia en materia de contaminación en Europa. Las ‘sanciones’ podrían incluir de forma indirecta el escrutinio público”. Es decir, que dar a conocer a los principales contaminantes estaría considerado como una forma de denuncia. Sin embargo, esto no parece haber desalentado a los mayores emisores de amoniaco de España.

Tradicionalmente, lo que los ganaderos hacían con los excrementos de los cerdos era aprovecharlos como fertilizante para los cultivos. «Era como un circuito cerrado», dice Àvila, «lo que pasa ahora es que ese ciclo ya no se cierra. Ahora se engordan cerdos que proceden de Holanda. Por tanto tenemos una producción de purines mucho más grande de lo que nuestros campos pueden absorber».

Tenemos una producción de purines mucho más grande de lo que nuestros campos pueden absorber

Tratamiento de purines

Otro factor clave es el de las plantas de tratamientos de purines. Hasta 2014, estas plantas empleaban parte de los residuos para generar electricidad y abastecerse. Una labor de descontaminación y cogeneración energética por la que recibían subvenciones del Ministerio de Industria. Hace tres años, la reforma eléctrica del gobierno rebajó estas ayudas a un 40% de su importe inicial. También paralizó 29 plantas de tratamiento de purines en todo el país.

El año pasado, la sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo anuló el recorte de las primas a la cogeneración. Esto ocurrió tras un recurso presentado por la Asociación de Empresas para el Desimpacto Ambiental del Purín. Supuso un resquicio para la esperanza pero llegó demasiado tarde.

La página web de la asociación todavía existe. La persona que llevaba la comunicación se mostraba desconcertada: «hace meses que no sé nada, pese a la web yo diría que la asociación ha desaparecido». Tampoco aparece ya en el registro nacional de asociaciones del Ministerio del Interior.

Mientras tanto, los cerdos siguen exonerando sus vientres.

Fuente  EL CONFIDENCIAL 14.07.2017

SIGUE LEYENDO… LA CARNE QUE COMEMOS

Encuentra en nuestra web soluciones eficaces para tu granja
CONDENA POR DELITO AMBIENTAL

CONDENA POR DELITO AMBIENTAL

Condenan por delito ambiental a ganadero por verter purines

 

El dueño de una granja porcina de Puerto del Rosario (Fuerteventura) ha sido condenado  por la Audiencia de Las Palmas a pagar una multa de 9.000 euros. La causa:  un vertido de purines que afectó al barranco de Godoy en 2008. Además puso en riesgo el equilibrio de sus sistemas naturales.

El magistrado Miguel Ángel Parramón, que presidía el tribunal, ha dictado en voz la sentencia. El acusado se declarara culpable de un delito contra el medio ambiente y expresó su conformidad con la nueva pena reclamada por el fiscal responsable de este área en Las Palmas, Javier Ródenas.

 Inicialmente, la Fiscalía pide una condena de cinco años de prisión tanto para él como para otros dos propietarios de la granja. Absueltos tras retirarse los cargos contra ambos.

El propietario de la empresa «Compañía Canaria de Productos Agropecuarios SA», Samuel M.G. Ha sido condenado a un año de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión relacionada con la explotación de instalaciones ganaderas.

El fiscal ha modificado también su escrito inicial para conceder al procesado el beneficio de la atenuante de dilaciones indebidas.  Debido a que el procedimiento se inició en enero de 2008 y las causas que han motivado su retraso no son achacables a la defensa.

En su sentencia, el tribunal ha aceptado la propuesta del fiscal de conmutar la pena.  Así se ha conmutado por una multa la pena de seis meses de prisión que se le exigía por el delito ambiental. Ésta unida a la otra sanción que reclamó suman los 9.000 euros de su condena.

CONDENA MEDIOAMBIENTAL

El fiscal, en su escrito de acusación, expone que se utilizaba el purín líquido para regar la granja. También se empleaba para la limpieza de sus instalaciones.

Así mismo, indica que con anterioridad se produjeron abundantes lluvias en la zona del barranco de Godoy.  Estas sumadas al purín líquido, anegaron el terreno y formaron una charca a los pies de la ladera.

Añade que debido a la falta de adopción de medidas adecuadas, el talud de contención construido resultó insuficiente para retener la charca formada. Por ello se produjeron las filtraciones que llegaron al barranco, que pusieron en riesgo los sistemas naturales de la zona.

Dos muestras de esas aguas confirmaron la existencia de bacterias contaminantes. También  la superación de los niveles exigibles para los purines.

Fuente LA VANGUARDIA 14/06/2016

SIGUE LEYENDO… LA CARNE QUE COMEMOS

Encuentra en nuestra web soluciones eficaces para tu granja
A %d blogueros les gusta esto: